Submarinos nucleares, drones iraníes y laboratorios de alta seguridad: los proyectos de Brasil que preocupan a la seguridad mundial

0
272

Brasil se encuentra en el centro de atención de las instituciones internacionales debido a la incorporación de nuevas tecnologías, como submarinos nucleares, drones kamikazes y laboratorios de alta seguridad. El Programa Brasileño de Desarrollo de Submarinos (Prosub) ha generado preocupación en el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), ya que Brasil ha optado por desarrollar su propio reactor nuclear en lugar de recibir tecnología de Francia, como inicialmente se había acordado.

El proyecto Prosub contempla la construcción de cuatro submarinos convencionales y uno de propulsión nuclear. Sin embargo, el OIEA ha expresado su preocupación por la falta de transparencia y cooperación de Brasil en relación con el reactor nuclear y el uso de uranio enriquecido. Aunque Brasil es miembro del OIEA y del Tratado de No Proliferación de Armas Nucleares, se ha negado a adherirse a los Protocolos Adicionales que permiten un mayor control y supervisión.

La Marina brasileña argumenta que la adquisición de submarinos nucleares es necesaria para proteger su extenso territorio marítimo, conocido como la «Amazonia Azul». Sin embargo, el OIEA ha solicitado inspecciones y garantías de que Brasil no esté utilizando la tecnología nuclear para desarrollar armas nucleares, lo que podría generar riesgos de proliferación nuclear.

Además de los submarinos nucleares, Brasil también está considerando la compra de drones kamikazes para reforzar la vigilancia de sus fronteras y combatir la minería ilegal en la región amazónica. Los drones kamikazes iraníes, como los Shahed 136, son una opción que se está evaluando debido a su bajo costo y capacidad de evadir radares.

Por último, Brasil ha anunciado planes para construir su primer laboratorio de máxima bioseguridad BSL4, similar al de Wuhan en China. Estos laboratorios son utilizados para investigar patógenos que podrían causar epidemias o pandemias. Sin embargo, expertos han expresado preocupación debido a la falta de supervisión y gestión del riesgo biológico en países con bajas puntuaciones en términos de gobernanza y estabilidad, como Brasil.

A pesar de las preocupaciones y desafíos, Brasil continúa avanzando en el desarrollo de tecnologías avanzadas en diversos campos. Sin embargo, es importante que el país mantenga una cooperación transparente con las instituciones internacionales y garantice la seguridad y el buen uso de estas tecnologías.