Tensión Venezuela-Guyana entre las claves de la cumbre del Caricom

0
183

La cumbre de la Comunidad del Caribe (Caricom) se lleva a cabo en Georgetown, destacando tres puntos clave: la paz entre Guyana y Venezuela, la seguridad en Haití y los créditos de carbono. El bloque caribeño, compuesto principalmente por países anglófonos, se reúne para abordar estos temas y fortalecer los lazos regionales.

El presidente saliente de Caricom, Roosevelt Skerrit, destacó el logro de la reunión entre Nicolás Maduro y el presidente de Guyana, Irfaan Ali, en la garantía de paz en medio de la disputa territorial por el Esequibo. Skerrit elogió el enfoque maduro y proactivo de los líderes, subrayando la importancia de la resolución pacífica de conflictos.

La tensión entre Guyana y Venezuela ha fluctuado desde el pacto de no agresión, con la reciente movilización de tropas debido a la presencia de un buque de guerra enviado por el Reino Unido. El presidente brasileño, Luiz Inacio Lula da Silva, quien también ha participado en la mediación entre ambos países, abordará este tema durante su visita a la cumbre.

Irfaan Ali, el nuevo presidente de Caricom, destacó la necesidad de invertir en la seguridad regional y solicitó apoyo de Estados Unidos, aliado de Guyana, en este sentido. Los líderes también discutieron la situación de inestabilidad en Haití, el país más pobre de la región, que enfrenta una grave crisis política, de seguridad y humanitaria.

Haití espera la llegada de una fuerza policial multinacional para ayudar con la seguridad, mientras se intensifica la presión política sobre el primer ministro Ariel Henry. El asunto de Haití también será abordado en la cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), que se llevará a cabo después de la cumbre de Caricom.

En cuanto a los créditos de carbono, Guyana comprometió 2 millones de dólares de los 750 millones vendidos al grupo estadounidense Hess. Además, la petrolera ExxonMobil, responsable de la explotación en Guyana, contribuirá con otros 3 millones para proyectos sostenibles en la región, incluyendo seguridad alimentaria. El presidente Ali también anunció proyectos agropecuarios en colaboración con socios internacionales, incluido Brasil.

Ali hizo un llamado a la eliminación de aranceles en el Caribe, argumentando que los países de la región son demasiado pequeños para competir entre sí. El objetivo a largo plazo de Caricom es acabar con el hambre y la desnutrición para 2030, y se están tomando medidas para promover la resiliencia y mejorar la productividad en la región.