Tormenta Ophelia azota costas de Carolina del Norte y Virginia

0
249

El clima sigue impactando regiones de Estados Unidos. Esta vez se trata de la tormenta tropical Ophelia, que tocó tierra este sábado en Carolina del Norte, cerca de Emerald Isle, con vientos máximos sostenidos de hasta 70 millas por hora, según el Centro Nacional de Huracanes (NHC, por sus siglas en inglés).

Ophelia es una poderosa tormenta tropical con poderosos vientos, y ya está afectando partes de la Costa Este con fuertes lluvias y peligro de marejadas e inundaciones costeras.

De hecho, además de las condiciones de tormenta tropical en partes del sureste y el Atlántico medio, el Centro Nacional de Huracanes no descartó de inmediato que se produjeran incluso condiciones de huracán, por lo que se emitió un aviso de huracán desde el norte de Surf City hasta el Ocracoke Inlet, en Carolina del Norte.

La mañana de este sábado más de 38,000 usuarios estaban sin energía eléctrica en Carolina del Norte, y cerca de 20,000 en Virginia, según reporte de la cadena Univisión.

Proyección

Ophelia amenaza con «inundaciones por marejadas ciclónicas potencialmente mortales en partes del este de Carolina del Norte y el sureste de Virginia, incluidos los estrechos Pamlico y Albemarle, los ríos Neuse y Pamlico, la parte baja del río James y la parte baja de la Bahía de Chesapeake, donde se han emitido advertencias de marejadas ciclónicas», informó el NHC.

También estaba vigente una alerta de tormenta tropical desde Cape Fear, en Carolina del Norte, hasta Fnwick Island, en Delaware.

Estado de emergencia

El gobernador de Carolina del Norte, Roy Cooper, emitió la declaración de emergencia de su estado con el objetivo de acelerar los preparativos y ayudar a brindar una respuesta rápida.

La trayectoria de la tormenta ha sido difícil de predecir y queremos asegurarnos de que los agricultores, los socorristas y los equipos de servicios públicos tengan las herramientas necesarias para prepararse para el clima severo», dijo Cooper.

Se espera que Ophelia vire hacia el norte el sábado antes de girar en dirección noreste el domingo. La tormenta dejará un fin de semana ventoso y de fuertes aguaceros, y podría arrojar hasta 18 centímetros (7 pulgadas) de lluvia en algunas partes de Carolina del Norte y Virginia, y entre 5 y 10 cms (entre 2 y 4 pulgadas) en el resto de la región del Atlántico medio hasta el domingo.

Con información de Versión Final