Trabajadores consideran una humillación el aumento en bonos

0
250

«Este gobierno descarga en los hombros de los trabajadores su incapacidad para manejar las finanzas de la nación aplicando paquetes económicos que en nada favorecen al trabajador activo, pensionado y jubilado», manifestó la Federación Venezolana de Maestros

Por EFE – El Nacional

La Federación Venezolana de Maestros (FVM) tachó este martes de «humillación» el anuncio de Nicolás Maduro de un aumento en el bono de alimentación, que pasó de 1,8 a 40 dólares, y otro de «guerra», equivalente a 30 dólares, para pensionados y otros sectores.

La FVM denunció, en una nota de prensa, el «carácter hambreador del gobierno que mantiene una política económica neoliberal, que ha atropellado y humilla al sector laboral».

«Este gobierno descarga en los hombros de los trabajadores su incapacidad para manejar las finanzas de la nación aplicando paquetes económicos que en nada favorecen al trabajador activo, pensionado y jubilado», manifestó.

Por su parte, la Federación Médica Venezolana (FMV) reiteró su exigencia de un salario básico mensual de 1.500 dólares para los trabajadores sanitarios, incluidos jubilados, pensionados y sobrevivientes.

Aumento de bonos
El presidente de la FVM, Douglas León Natera, recordó, en una nota de prensa, que desde 2003 han presentado 11 propuestas de convenio colectivo al Ejecutivo que han «sido rechazadas».

Más temprano, Maduro firmó el decreto de aumento de los dos bonos, anunciados ayer por montos de 40 y 20 dólares, y a los que sumó otros 10 dólares para llegar a un total de 70 dólares en bonificaciones que serán indexadas mensualmente a la tasa oficial del dólar estadounidense publicado por el Banco Central (BCV).

El oficialista explicó que la «estrategia» es «ir incrementado» esos bonos para avanzar, en los «meses que están por venir», y prepararse para el momento en el que el gobierno cuente con «los ingresos nacionales para dar un golpe definitivo en la recuperación del salario y de los ingresos globales de los trabajadores».

El salario mínimo, que fue aumentado por última vez en marzo del año pasado, se mantendrá en 130 bolívares, que debido a la inflación, se han visto reducidos a poco más de 5 dólares, pues estos bonos no tienen incidencia sobre él.