Trabajadores expuestos a la luz solar corren un alto riesgo de sufrir cáncer mortal de piel

0
670

La exposición prolongada al sol mientras se trabaja ha sido identificada como un factor de riesgo importante para el cáncer de piel, según advierten la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Internacional del Trabajo (OIT). Un reciente estudio conjunto revela que cerca de un tercio de todas las muertes por cáncer de piel no melanoma están relacionadas con la ocupación laboral al aire libre bajo el sol.

La OMS estima que alrededor de 1.600 millones de trabajadores en todo el mundo están expuestos a la radiación ultravioleta del sol en su entorno laboral. Sin embargo, la protección contra esta radiación varía según el lugar de residencia de cada individuo. María Neira, directora del departamento de medio ambiente, cambio climático y salud de la OMS, enfatizó que «el número de muertes por cáncer de piel no melanoma relacionado con el trabajo se ha duplicado en los últimos 20 años», y advirtió que este problema podría empeorar en el futuro, ya que el desarrollo de cáncer de piel puede tomar varios años.

Según el estudio conjunto, alrededor de una cuarta parte de los 1.600 millones de personas en edad de trabajar estuvieron expuestas a la radiación ultravioleta mientras realizaban actividades laborales al aire libre en 2019. Estas exposiciones laborales resultaron en casi 19.000 muertes por cáncer de piel no melanoma.

El informe también reveló que los trabajadores expuestos a la radiación solar ultravioleta tienen un 60% más de riesgo de desarrollar cáncer de piel no melanoma en comparación con aquellos que no están expuestos. Para llegar a esta conclusión, se analizaron datos de 90.000 personas de tres regiones diferentes del mundo.

El estudio conjunto, que proporciona una visión global integral de este creciente problema de salud ocupacional en 183 países, reveló que, si bien la exposición ocupacional a la radiación ultravioleta del sol ha disminuido en casi un tercio entre 2000 y 2019, las muertes por cáncer de piel no melanoma y los casos de esta enfermedad han aumentado significativamente debido a esta exposición.

Ante esta situación preocupante, la OMS y la OIT hacen un llamado a la adopción de medidas para mitigar los riesgos asociados con la exposición solar en el lugar de trabajo. Advierten que, a menos que los gobiernos, los empleadores y los representantes de los trabajadores colaboren para implementar políticas efectivas de seguridad laboral, el número de muertes por cáncer de piel seguirá en aumento.

En resumen, la exposición prolongada al sol durante las horas de trabajo ha demostrado ser un factor de riesgo importante para el cáncer de piel. La OMS y la OIT advierten sobre el aumento de las muertes por cáncer de piel no melanoma relacionadas con el trabajo y piden la implementación de políticas de seguridad laboral para proteger a los trabajadores de los dañinos efectos de la radiación ultravioleta del sol.