Transportistas denuncian dificultad para cumplir con tarifa del pasaje ante escasez de billetes de baja denominación

0
432

Denuncian dificultad para cumplir con la nueva tarifa del pasaje urbano en Venezuela debido a la escasez de billetes de baja denominación. Representantes sindicales del sector transporte afirman que el aumento del pasaje a 13 bolívares ha generado problemas para entregar el cambio a los usuarios, ya que los billetes de 1 bolívar prácticamente han desaparecido de circulación. Esto ha llevado a que los conductores no tengan los billetes necesarios para devolver el vuelto a los pasajeros, quienes en su mayoría pagan con billetes de 5, 10 o 20 bolívares. Estos problemas han generado tensiones entre los usuarios y los conductores.

Los ciudadanos también expresan su descontento con el incremento del pasaje, ya que deben enfrentar un aumento en el costo del transporte sin recibir un aumento salarial. Para muchos, el gasto en pasajes se convierte en una carga económica significativa, especialmente para aquellos que deben tomar varias rutas para llegar a su lugar de trabajo. Esto implica un gasto diario de hasta 4 pasajes, lo que equivale a 260 bolívares al mes, en comparación con un salario mínimo de 130 bolívares mensuales.

Además de la escasez de billetes, el sector transporte también enfrenta dificultades debido a la falta de combustible. Aunque las autoridades afirman que el abastecimiento de combustible está garantizado para las unidades de transporte, los transportistas aseguran que solo reciben alrededor de 50 litros de gasolina por semana, lo cual no es suficiente para cubrir sus rutas.

Los representantes sindicales del gremio proponen que los transportistas paguen un precio subsidiado por el combustible, ya que asumen la responsabilidad de brindar descuentos a los grupos más vulnerables, como los adultos mayores y los estudiantes. También piden que se facilite el proceso de abastecimiento de combustible para garantizar un servicio de transporte eficiente.

En respuesta a las denuncias, las autoridades regionales afirman que están trabajando para solucionar las problemáticas de distribución y escasez en la región. Sin embargo, organizaciones no gubernamentales han señalado que parte de la escasez se debe al desvío de combustible hacia la minería en los municipios del sur.

En resumen, el aumento de la tarifa del pasaje urbano en Venezuela ha generado dificultades tanto para los transportistas como para los usuarios, debido a la escasez de billetes de baja denominación y la falta de combustible. Los representantes sindicales del sector exigen soluciones a estas problemáticas para garantizar un servicio de transporte eficiente y asequible para la población.