Trump avanza hacia la Casa Blanca: ¿Podría volver a ser presidente en 2024?

0
716

Una charla con Elon Musk en directo a través de Twitter, plagada de fallos, es una forma poco convencional de lanzar una campaña presidencial. Pero con la entrada del gobernador de Florida, Ron DeSantis, la carrera por la nominación republicana está propiamente en marcha. Los primeros estados no votarán hasta enero. Las primarias son difíciles de predecir, porque es caro realizar suficientes encuestas de alta calidad entre los votantes de las primarias en los estados clave. Pero, una vez hecha esta aclaración, un candidato tiene una ventaja enorme, quizá insuperable: Donald Trump. Trump tiene posibilidades reales de convertirse en el próximo presidente de Estados Unidos. Los mercados de apuestas sitúan sus probabilidades de volver a la Casa Blanca en una entre tres.

Con información de The Economist

Si ha decidido prestar menos atención a Trump después de que perdiera en 2020, para mantener la cordura, quizá se pregunte cómo es posible. Los partidos no suelen quedarse con los perdedores. El señor Trump llevó a los republicanos a la derrota en las elecciones de mitad de mandato de 2018 y en las presidenciales de 2020. Después de que animara a sus partidarios a “detener el robo”, algunos de ellos irrumpieron en el Congreso, con el resultado de que un agente de policía murió de un derrame cerebral y cuatro se suicidaron. Desde entonces también ha sido declarado responsable de agresión sexual. ¿De verdad volvería a nominarle el Partido Republicano?

Sí, probablemente sí. En 2016 y en 2020 tenía cierto sentido pensar en el movimiento Trump como una toma hostil del partido. En 2023 ya no lo tiene. Es el favorito porque gusta a una gran parte de los republicanos. Sus partidarios llevan seis años controlando el Comité Nacional Republicano. Más de la mitad de los republicanos de la Cámara de Representantes fueron elegidos por primera vez desde 2016 y, por tanto, bajo la bandera del señor Trump. Casi todos aquellos republicanos de la Cámara de Representantes y del Senado que se negaron a hacer las paces con él han dimitido o se han retirado. De los diez miembros de la Cámara que votaron a favor de la destitución de Trump en enero de 2021, solo quedan dos. Son superados en número en su propio grupo por más de 100 a 1.

La campaña de Trump también está mejor organizada que en 2016 o 2020. Nuestro análisis de las primarias muestra lo difícil que será derrotarle. Tiene una ventaja asombrosa: las encuestas de YouGov para The Economist sugieren que los votantes de las primarias republicanas prefieren a Trump frente a DeSantis por 33 puntos porcentuales. También tiene una gran ventaja en apoyos de republicanos electos, que suelen ser un buen indicador de lo que ocurrirá. En 2016, la última vez que Trump se presentó a unas primarias, las ganó con mucho menos apoyo del que tiene ahora.

Todavía hay votantes republicanos a los que les gustaría una alternativa