Trump carga contra los migrantes: «Están matando a nuestro país»

0
222

En un evento conservador cerca de Washington, Donald Trump volvió a manifestar su postura en contra de la migración, acusando a los migrantes de estar «matando» a Estados Unidos y prometiendo una deportación masiva si es reelegido en noviembre. El expresidente afirmó que esta sería la deportación más grande en la historia del país y justificó su postura argumentando que los migrantes están perjudicando a la gente y al país en general.

La crisis migratoria se ha convertido en uno de los temas principales de la campaña electoral, con Trump y el presidente demócrata Joe Biden como los principales contendientes. Los conservadores critican a Biden por no tomar medidas suficientes para solucionar la situación.

Durante su discurso, Trump hizo una comparación entre los migrantes y la delincuencia, mencionando un incidente reciente en Nueva York. También habló sobre el crimen migrante, un término acuñado por él, afirmando que es más mortal de lo que la gente cree y que los migrantes se enfrentarán a la policía en las calles.

Además, Trump alimentó el temor hacia los migrantes al afirmar que provienen de prisiones, cárceles e instituciones mentales, y los comparó con el personaje de Hannibal Lecter de la película «El silencio de los inocentes».

El expresidente reiteró su apoyo a la construcción del muro fronterizo con México y a los Protocolos de Protección al Migrante. Prometió abordar el problema de la migración de manera «draconiana» si regresa a la Casa Blanca. Según él, con la llegada de Biden al poder, Estados Unidos se ha convertido en una «pesadilla».

Trump también se burló de Biden y lo describió como «una amenaza para la democracia» rodeado de fascistas. Terminó su discurso diciendo que el 5 de noviembre, día de las elecciones, sería el «día de la liberación» para sus seguidores.

En resumen, el discurso de Trump estuvo lleno de retórica amarga, en el que afirmó que la democracia estadounidense está al borde del colapso y prometió restaurar el orden en el país. Posteriormente, se dirigió a Carolina del Sur para participar en las primarias de su partido.