Trump dice que fue su desición persistir en la denuncia de fraude en elecciones de 2020

0
546

Durante una entrevista transmitida el domingo pasado, el ex presidente de Estados Unidos, Donald Trump, reveló que no confió en sus abogados cuando le dijeron que había perdido las elecciones de 2020. A pesar de las opiniones de sus asesores legales, Trump decidió continuar cuestionando los resultados de las elecciones porque no respetaba sus puntos de vista y creía firmemente que los comicios estaban «amañados».

Trump, quien actualmente es el favorito para la nominación republicana en las elecciones de 2024, ahora enfrenta cuatro procesos penales simultáneos, dos de los cuales están relacionados con sus intentos de revertir su derrota ante el actual presidente demócrata, Joe Biden.

Durante la entrevista en el programa «Meet the Press» de NBC, Trump afirmó que fue su propia decisión considerar que las elecciones fueron manipuladas en su contra. Además, hizo hincapié en que confió en sus propios «instintos» para llegar a esa conclusión. A lo largo del tiempo, Trump ha continuado afirmando falsamente que le robaron las elecciones a través de un fraude electoral generalizado.

Cuando se le preguntó por qué no tomó en cuenta las opiniones de sus abogados de la Casa Blanca y de su campaña, quienes le dijeron que había perdido las elecciones, Trump respondió que no los respetaba. Además, mencionó a William Barr, ex secretario de Justicia, como uno de los abogados cuyo consejo no siguió, y afirmó que Barr no cumplió con su deber porque tenía miedo.

A pesar de su declaración de inocencia en los cuatro casos penales en su contra, incluyendo un proceso federal en Washington y una acusación en Georgia, relacionados con sus intentos de reclutar una lista de electores falsos, los comentarios de Trump podrían debilitar una de sus posibles defensas legales, que es confiar en el consejo de sus abogados para impugnar su derrota.

Es importante recordar que los tribunales estadounidenses rechazaron numerosas demandas legales presentadas por la campaña de Trump y sus aliados después de las elecciones de noviembre de 2020. A pesar de esto, Trump continúa aferrándose a la creencia de que las elecciones fueron fraudulentas.