Ucrania estima en 250.000 las bajas del ejército ruso desde el inicio de la invasión

0
213

Según estimaciones de Kiev, cientos de soldados rusos están cayendo diariamente en Ucrania, y se enfocan en la destrucción de la artillería y las defensas rusas en su intento de abrir brechas en las tropas ucranianas.

Según los cálculos actualizados el lunes del Estado Mayor del Ejército Ucraniano, el total de bajas en las tropas rusas, entre fallecidos y heridos, asciende a alrededor de 250.000 desde el inicio de la invasión rusa a gran escala en febrero de 2022.

El informe más reciente del Estado Mayor señala que solo en las últimas 24 horas de combate, aproximadamente 540 soldados rusos murieron. Las fuentes militares ucranianas remarcaron que estas cifras son provisionales y están pendientes de verificación, ya que es difícil obtener números exactos en plena batalla.

Esta situación se ve agravada por la falta de transparencia en ambos bandos. Como explicó Andriy Babichev, operador de drones del Ejército Ucraniano, desde Bajmut, los errores pueden ocurrir en ambas direcciones.

Acceder a los cuerpos de los soldados enemigos caídos es un proceso complicado. Además de la información proporcionada por los propios soldados, las estimaciones se basan en las grabaciones de los drones y en el cálculo de los efectivos dentro de los vehículos militares destruidos.

Rusia, al igual que Ucrania, no divulga el número de sus propios soldados caídos. La última vez que el Ministerio de Defensa ruso hizo pública esta información fue el 21 de septiembre de 2022, cuando informó de la muerte de 5.937 soldados rusos en Ucrania. Sin embargo, esta cifra no incluía a los combatientes del grupo mercenario «Wagner» ni a las fuerzas de las zonas controladas por Rusia en las regiones ucranianas de Lugansk y Donetsk, según Kiev.

Uno de los comandantes de «Wagner», conocido como «Marx», afirmó el 19 de julio a través del canal de Telegram «Razgruzka Wagnera» que las bajas del grupo en Ucrania hasta el 20 de mayo eran de 79.000 combatientes, entre los cuales aproximadamente 22.000 habían fallecido y 40.000 resultaron heridos.

Un estudio reciente realizado por dos medios de comunicación rusos de oposición, Mediazona y Meduza, estima en 47.000 el número de soldados rusos muertos en Ucrania hasta el 27 de mayo, y en otros 78.000 los heridos de gravedad.

Aunque no se pueden verificar estos datos, su dinámica coincide con las grandes batallas y los avances de Ucrania en el frente. Los picos más altos se alcanzaron durante la liberación de áreas en la región de Járkov en septiembre pasado y en Jersón en noviembre pasado.

Marzo se convirtió en el mes más mortífero para las tropas rusas, con más de 24.000 muertos en combate durante el asalto a Bajmut, según las estimaciones del ejército ucraniano.

Durante la actual contraofensiva, el 8 de junio pasado, Rusia sufrió el mayor número de bajas en un solo día, con 1.010 soldados, cuando Ucrania intentó por primera vez romper las densas líneas de defensa en el sur y cerca de Bajmut.

Desde finales de junio, las bajas diarias de Rusia se mantienen por debajo de los 700 soldados al día. Sin embargo, las pérdidas estimadas en artillería y defensa antiaérea se han multiplicado varias veces.

Entre junio y julio se destruyeron 688 y 677 obuses y otras piezas de artillería, en comparación con las 238 de abril. Asimismo, se destruyeron 56 y 73 piezas de defensa antiaérea en junio y julio, respectivamente, frente a las 16 de abril.