Un exmilitar venezolano deportado de EE UU apoya a migrantes en la frontera de México

0
369

Eduardo Vasconcelo, un militar retirado de Venezuela que fue deportado de Estados Unidos, ha encontrado una nueva vocación como abogado en Ciudad Juárez, en la frontera norte de México. Desde allí, ha brindado asistencia legal a más de 3.000 migrantes que buscan asilo en Estados Unidos.

En 2002, Vasconcelo abandonó su carrera militar y huyó de Venezuela debido a un intento fallido de golpe de Estado contra el entonces presidente Hugo Chávez. Temiendo por su vida y la de su familia, decidió establecerse en Ciudad Juárez, donde finalmente se tituló como abogado.

Su experiencia como migrante indocumentado en Estados Unidos durante casi seis años, incluyendo dos años de encierro y luchando por su residencia, lo impulsó a ayudar a otros migrantes que enfrentan situaciones similares. Después de ser deportado a Venezuela, decidió regresar a Ciudad Juárez en 2008 y comenzar sus estudios de Derecho.

Hoy en día, Eduardo utiliza su profesión para ayudar a los migrantes a obtener una estancia legal en México mientras continúan su camino hacia Estados Unidos. En los últimos dos años, ha asistido a más de 3.000 migrantes de diversas nacionalidades, incluyendo cubanos, venezolanos, haitianos, peruanos, salvadoreños, hondureños, guatemaltecos, colombianos y nicaragüenses.

Aunque reconoce las dificultades que enfrentan los migrantes en Estados Unidos, como las barreras del idioma, la legalización complicada y la discriminación, Eduardo considera que México ofrece mejores oportunidades para que prosperen. Destaca que en México se habla el mismo idioma y que muchos venezolanos que decidieron quedarse en el país tienen una calidad de vida más alta que los que emigraron.

Actualmente, el exmilitar busca obtener la ciudadanía mexicana y considera a Ciudad Juárez como su nueva familia. Expresa su gratitud hacia la ciudad por abrirle las puertas de la superación personal y destaca la importancia de obtener documentos que acrediten la estancia regular en México para los migrantes.

Eduardo brinda asesoría legal a los migrantes, ayudándolos a obtener una visa humanitaria, a través de la reunificación familiar o mediante una oferta de empleo. Destaca que la Constitución mexicana protege los derechos de todas las personas y se compromete a brindarles apoyo jurídico.

Uno de los agradecidos beneficiarios de su ayuda es William Macías, un venezolano que llegó a Ciudad Juárez después de atravesar la peligrosa selva del Darién, en la frontera entre Colombia y Panamá. Macías destaca la importancia de contar con la asesoría de Eduardo, ya que comprende las dificultades que enfrentan los migrantes y confía en que recibirá ayuda genuina y profesional.

La labor de Eduardo Vasconcelo en Ciudad Juárez es un ejemplo de solidaridad y apoyo hacia los migrantes que buscan una vida mejor. Su experiencia personal y su dedicación como abogado han brindado esperanza y oportunidades a miles de personas que sueñan con un futuro más seguro y próspero.