Un grupo de trabajadores demolió parte de la Gran Muralla China para crear un atajo y llegar más rápido a su obra

0
509

Dos individuos han sido arrestados por la Policía china después de causar daños significativos a una sección de la icónica Gran Muralla. Según informes de la televisión estatal CCTV, los sospechosos, identificados como Zheng y Wang, son trabajadores de la construcción que utilizaron maquinaria pesada para abrir un agujero en la estructura del monumento, permitiendo el paso de su equipo.

Fotografías publicadas por la Oficina de Seguridad Pública del condado de Youyu muestran partes desaparecidas de la muralla y un camino de tierra que atraviesa una sección cercana a la ciudad de Shuozhou. Este incidente tuvo lugar el 24 de agosto en el tramo conocido como «32», una parte antigua de la Gran Muralla construida durante la dinastía Ming. Esta sección en particular es considerada de gran valor arqueológico y forma parte del patrimonio cultural de la provincia.

La denuncia recibida por la policía condujo a la localización de los dos sospechosos en una localidad cercana. Tras ser llevados a la comisaría para ser interrogados, confesaron haber dañado la estructura con el objetivo de ahorrar tiempo y distancia. El Departamento de Seguridad Pública del condado de Youyu informó que los sospechosos utilizaron una excavadora para crear un gran agujero en la muralla, causando daños irreversibles a su integridad.

La Gran Muralla China, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, es un testimonio de los logros de la antigua ingeniería humana. Sin embargo, el cambio climático y las actividades humanas han contribuido a la desaparición de aproximadamente el 30% de la muralla a lo largo de los años. Es crucial tomar medidas para proteger y preservar este importante patrimonio cultural para las generaciones futuras.