Un supremacista blanco mata a tres personas en un tiroteo en Florida (EE.UU.) y luego se suicida.

0
355

El autor del tiroteo, según los testigos, iba vestido con uniforme de camuflaje, guantes y un pasamontañas.

Con Informacion de EFE

En Jacksonville, ciudad ubicada en el norte del estado de Florida, un individuo supremacista blanco llevó a cabo un tiroteo en el que mató a tres personas antes de suicidarse.

Las autoridades locales, incluyendo el gobernador de Florida, Ron DeSantis, han confirmado el incidente.

El agresor utilizó un fusil largo y una pistola marca Palmetto, en la que había pintado una esvástica, como se mostró en una rueda de prensa a cargo del alguacil T.K. Walters.

Se reveló que el atacante había dejado en su residencia un «manifiesto» con mensajes de odio y que el motivo detrás de los asesinatos era de naturaleza racial.

El gobernador DeSantis condenó enérgicamente los actos y sugirió que las víctimas eran de raza negra, expresando que el agresor «eligió a las víctimas según su raza, algo totalmente inaceptable». DeSantis también comentó que el agresor optó por quitarse la vida en lugar de enfrentar las consecuencias de sus acciones.

El alguacil y la alcaldesa, Donna Deagan, quienes ofrecieron detalles iniciales del incidente, reafirmaron que el crimen fue impulsado por el odio racial. Deagan afirmó que «es un crimen cargado de odio» y enfatizó la necesidad de luchar contra este tipo de odio en la comunidad.

Aunque no se ha revelado la identidad de las víctimas, se cree que fueron seleccionadas al azar en un establecimiento de la cadena de tiendas Dollar General. Además, hay informes de que el agresor también disparó contra vehículos cercanos.

El atacante, descrito por testigos, llevaba un uniforme de camuflaje, guantes y un pasamontañas.

El incidente comenzó cuando el hombre, con características similares al atacante, fue visto en la Universidad Edward Waters, donde se escondió detrás de la biblioteca antes de huir.

Luego, se dirigió a un local de Dollar General, donde se produjo un enfrentamiento a tiros con fuerzas especiales.

La alcaldesa y las autoridades locales expresaron su consternación ante el tiroteo y destacaron la gravedad de los tiroteos masivos en la sociedad.

Este tiroteo ocurrió en el mismo día, cinco años atrás, cuando otro atacante mató a dos personas e hirió a otras once antes de suicidarse durante un torneo de juegos en el antiguo Jacksonville Landing.