Un vistazo al mundo post pandemia

@DolarToday / Oct 16, 2022 @ 8:00 am

Un vistazo al mundo post pandemia

Aunque no se ha ido del todo, ya el Coronavirus o Covid-19 ha bajado su intensidad en la mayoría de los países al punto de lograr la inmundiad de rebaño. Todavía causa contagios, sobre todo en países del Tercer Mundo o muy poblados, como China, cuya inmensa población dificulta los esfuerzos del gobierno por erradicarla. […]

Por MiamiDiario PD

Aunque no se ha ido del todo, ya el Coronavirus o Covid-19 ha bajado su intensidad en la mayoría de los países al punto de lograr la inmundiad de rebaño. Todavía causa contagios, sobre todo en países del Tercer Mundo o muy poblados, como China, cuya inmensa población dificulta los esfuerzos del gobierno por erradicarla. Se ha dicho en diversos foros y ámbitos que el mundo no será el mismo después de esta pandemia global. Sin duda, dejará una experiencia muy compleja de salud pública, políticas profilácticas y control social. No obstante, no sabemos qué cosas cambiarán y en qué medida, reseñó ElPolitico.

La pandemia demostró ser un monumental reto logístico para los países del mundo. Hubo algunos, como Perú, Bulgaria, Bosnia-Herzegovina o Hungría que lo manejaron muy mal, al punto de estar de primeros en las listas de mala administración sanitaria del virus. Otros hicieron un excelente trabajo: Burundi, Vanautu, China, Bhutan y Nueva Zelanda.

Futurólogos y analistas por igual, se aventuran a intuir y especular sobre qué sectores, relaciones o «status quo» serán sacudidos. Veamos.

Asomemos algunos augurios que, sin duda, alterarían la dinámica política, económica y social del acongojado planeta Tierra post-pandemia. Examinemos algunos:

• Un retroceso de la globalización: más aranceles y controles de movimiento. Ésta es una posibilidad que se asoma. La pandemia demostró que la llamada «teoría del cisne negro» está viva y activa: eventos inesperados que tienen un gran efecto social y conómico en el mundo. El Covid-19 demostró que una pandemia tiene el poder de paralizar parcialmente la vida diaria y la economía internacional.

• Deterioro de relaciones con China por parte de EE. UU. y otros países. China ha sido tremendamente golpeada por el Covid y se le reconoce como el origen de la pandemia. ¿Será posible que se replantee la conveniencia de que China sea la fábrica del mundo y se enriquezca por ello? No hay signos de tal cosa, pero EE. UU. y occidente están considerando alternativas al gigante amarillo. Quizá sea la oportunidad para otros países en Asia y quizá otros continentes. Si ocurre, aumentaría la inflación mundial en el mediano plazo y no habría seguridad de que otro país, como la India por ejemplo, pudiese sustituirlo.

• Aumento de la inversión de gobiernos y empresas en investigación y desarrollo (R&D) para trazar, contener y prevenir futuras epidemias. Se hará -obviamente- en detrimento de gastos en otras áreas, pero muchos países -sobre todo desarrrollados- invertirán fuertemente en Investigación y Desarrollo para anticipar, enfrentar y erradicar otros virus. Estos gastos, obviamente, irán en detrimento de inversiones sociales y de infraestructura, desatando más inflación y déficit fiscales.

• Regímenes dictatoriales como el chavista mentirán sobre la magnitud y fecetos de virus y epidemias. Certeza de que la dictadura chavista mentirá sobre la magnitud de la epidemia en Venezuela, sobre el colapso sanitario y su mediocre respuesta. Sucesos como una pandemia suelen ser oscuros, de modo que las dictaduras pueden esconder y manipular la realidad y acoodar los números como lo deseen.

• Atribución de problemas a la pandemia sin que tengan que ver con ella La industria periodística anti-fake news ha tenido que trabajar sobretiempo, porque la pandemia ha sido caldo de cultivo para innunmerables teorías conspirativas: fue manufacturada en laboratorios, las vacunas son un placebo, causan infertilidad; el gobierno introdujo pequeños mciroship en las vacunas para trazar a cada ciudadano, etc. El caso es que el Covid le ha dado un «boost» a la desinformación que, a la vez, se susa contra los países democráticos y la ciencia.

• Si no hay continuidad de investigación e inversión fuerte, otras pandemias surgirán. Los presupuestos de Investigación y Desarrollo aumentarán en el mudno desarrollado, disparando costos de medicinas, tratamientos, seguros, etc. Y éstas no son todas las estimaciones, pero las consideramos suficientes para que el mundo se prepare para un mundo post pandemia que puede preparase (o no) para una próxima prueba de fuego.

 

¡COMPARTE EN TUS REDES SOCIALES!

arrow
 

Enviar por WhatsApp

 
 
 

 
¿Cuál es tu opinión?
 
 
*