Una comisión del Congreso brasileño aprueba moción de repudio a la visita de Maduro

0
1170

La Comisión de Relaciones Exteriores y de Defensa Nacional de la Cámara de Diputados de Brasil aprobó una moción de repudio a la visita del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, quien fue recibido con todos los honores por el expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva.

Con información de EFE

La moción fue respaldada por 21 miembros de la comisión, mientras que 11 la rechazaron y 2 se abstuvieron. La decisión se produjo poco antes de que los diputados escucharan a través de una videoconferencia al líder opositor venezolano y ex presidente interino, Juan Guaidó.

Los diputados opositores Marcel van Hattem (Partido Nuevo) y Eduardo Bolsonaro (Partido Liberal) presentaron la moción y aprovecharon la ocasión para invitar a Guaidó a visitar Brasil y ser recibido en el Congreso como corresponde a un líder opositor de una dictadura.

Guaidó respondió: «Nos vemos en breve en Brasil, donde pretendo llevar la voz de millones de venezolanos que se oponen de forma democrática a una trágica dictadura. Nos quedó claro de qué lado se puso el presidente Lula, pero también nos quedó claro de qué lado se puso el Congreso brasileño».

La decisión de Lula de recibir a Maduro con todos los honores y minimizar las denuncias sobre violaciones a los derechos humanos y a la democracia en Venezuela ha sido criticada tanto por líderes de la oposición como por algunos oficialistas.

La postura de Lula también fue objeto de críticas por parte de algunos participantes de la cumbre de presidentes de Suramérica convocada por él, como el mandatario izquierdista Gabriel Boric de Chile y el derechista Luis Lacalle Pou de Uruguay, quienes refutaron públicamente que la situación de derechos humanos en Venezuela sea solo una «narrativa».

La organización no gubernamental Human Rights Watch (HRW) también se sumó a las críticas, afirmando que fue frustrante ver a Lula elogiando a un gobernante tan autoritario, considerando su experiencia en la defensa de la democracia en Brasil.

Para el diputado liberal Van Hattem, principal impulsor de la moción de repudio, la visita de Maduro transmitió un mensaje de complacencia por parte del Gobierno brasileño hacia el «régimen dictatorial, corrupto y opresor» de Maduro.

El presidente de la comisión parlamentaria, Paulo Alexandre Barbosa, aprovechó la sesión para citar los crímenes por los que Maduro es acusado ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU y el Tribunal Penal Internacional.

Enérgicamente, el diputado Eduardo Bolsonaro, hijo del expresidente y líder ultraderechista Jair Bolsonaro, declaró: «Nicolás Maduro, violador de derechos humanos, genocida, narcotraficante… Usted no es bienvenido a Brasil».