Una ministra ve «violencia sexual» en el beso de presidente de Federación a una jugadora

0
569

La ministra de Igualdad en funciones, Irene Montero, ha expresado su preocupación por la normalización de los besos sin consentimiento y ha afirmado que esto constituye una forma de violencia sexual que las mujeres sufren a diario y que no debe ser tolerada. Estas declaraciones surgen a raíz de la polémica generada por el beso en la boca que el presidente de la Federación Española de Fútbol, Luis Rubiales, le dio a la jugadora Jenni Hermoso durante la celebración del título mundial que España ganó a Inglaterra.

Montero ha destacado que poner fin a esta situación es responsabilidad de toda la sociedad y ha enfatizado la importancia de poner el consentimiento en el centro de todas las interacciones. Por su parte, la ministra de Derechos Sociales en funciones, Ione Belarra, ha criticado a Rubiales y ha afirmado que la violencia sexual contra las mujeres debe terminar.

En respuesta a la polémica, Hermoso ha pedido que no se le dé más importancia al asunto y ha asegurado que el beso fue un gesto de amistad y gratitud. Según la jugadora, tanto ella como Rubiales tienen una excelente relación y el gesto fue una muestra espontánea de cariño y agradecimiento.

El beso en cuestión durante la entrega de las medallas de la Copa del Mundo se hizo viral en las redes sociales, generando un debate sobre los límites y el respeto en las muestras de afecto.