Una mujer puso una cámara oculta porque a sus padres les faltaba dinero y descubrió que el ladrón era su pareja

0
368

Una pareja de jubilados de la ciudad de Pergamino se encontró en apuros financieros cuando comenzaron a desaparecer sus ahorros en su domicilio. Los dólares que habían guardado cuidadosamente se reducían cada vez más, al igual que las sumas de dinero en pesos, y no podían entender por qué. La hija sospechaba que alguien cercano a ellos estaba robándoles, y sus sospechas se dirigieron hacia la enfermera que cuidaba a sus padres. Decidió tomar medidas y colocó una cámara oculta, solo para descubrir que el ladrón en realidad era su pareja, con quien vivía en el mismo terreno.

Patricia, la hija de los jubilados, habló con C5N y expresó su sorpresa al descubrir la verdad: «No tenía ni la más mínima sospecha de que había sido él». Tras el descubrimiento, decidió denunciar a su ahora ex novio ante la Justicia.

El periodista Diego Gabriele fue quien dio a conocer este caso, mostrando las imágenes captadas por la cámara oculta. En los videos se puede ver al sospechoso entrando sigilosamente a la casa de sus suegros a través de una ventana. Revisa algunos objetos en un mueble, toma lo que parece ser un sobre y luego se retira por el mismo lugar.

La hija, Patricia, relató que fue su madre quien se dio cuenta de la falta de dinero. Al principio, pensaron que podría haber sido un descuido de sus padres, ya que son personas mayores. Sin embargo, la situación se repitió una y otra vez, lo que los llevó a creer que se trataba de robos recurrentes. Al no encontrar ninguna evidencia de entrada forzada, llegaron a la conclusión de que el ladrón debía tener acceso a la casa. Fue entonces cuando se les ocurrió la idea de instalar una cámara oculta, que colocaron el viernes pasado.

«Mi papá quedó inmovilizado debido a un accidente cerebrovascular, y desde hace años tenemos una enfermera que lo cuida. Pensé que podría ser ella, por eso se me ocurrió la idea de la cámara», reveló Patricia. Además, agregó: «Solo mi mamá y yo sabíamos de esto. No había tenido tiempo de decírselo a mi ex. Y dos días después, esto sucedió».

Luego del desagradable descubrimiento, Patricia acudió directamente a la Justicia: «Hablé con mi abogada y el lunes presenté la denuncia en la fiscalía, solicitando una exclusión de domicilio y una orden de alejamiento». La Unidad Funcional de Instrucción N°3 de Pergamino intervino en el caso, y un Juzgado de Garantías aceptó las solicitudes.

Desde entonces, Patricia no ha vuelto a hablar con su ex pareja. «No he vuelto a hablar con él. No íbamos a llegar a ningún acuerdo, no había ninguna explicación que pudiera aceptar», afirmó. Además, señaló: «No se ha podido recuperar nada de lo que fue robado. Nunca vi ninguna transacción de dinero sospechosa. No tengo idea de dónde ha ido a parar».

La mujer también reveló que el acusado, con quien había estado en una relación durante cuatro años, tiene un empleo y también recibe una pensión. El lunes, justo antes de ser notificado de la causa en su contra por hurto, había ido a trabajar. El acusado, de 65 años, será interrogado por el fiscal Nelson Mastorchio en los próximos días. Mientras tanto, Patricia sigue lidiando con «el dolor, la impotencia y la amargura de sentirse utilizada».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí