Venecia prohibirá los grandes grupos de turistas y los altavoces

0
401

Venecia, conocida como la ciudad de los canales, continúa enfrentando los desafíos del turismo descontrolado. En un esfuerzo por mitigar las consecuencias negativas del turismo de masas, la ciudad italiana ha anunciado nuevas medidas que entrarán en vigor en junio.

Una de las principales restricciones será la prohibición de altavoces y grupos turísticos de más de 25 personas. Estas medidas buscan reducir la confusión y las molestias generadas por el uso de altavoces, así como mejorar la gestión de los grupos organizados en el centro histórico de la ciudad.

Venecia ha sido durante mucho tiempo un destino turístico popular en Europa, pero el exceso de turismo se ha convertido en un problema urgente y reconocido. En 2019, la ciudad recibió casi 13 millones de visitantes en tan solo 7,6 kilómetros cuadrados. Se espera que estos números se recuperen e incluso superen los niveles anteriores a la pandemia en los próximos años.

Consciente de la necesidad de proteger su patrimonio histórico y cultural, Venecia ha tomado medidas adicionales en los últimos años. En septiembre de 2020, se implementó una tasa de 5 euros para los visitantes diarios como parte de un período de prueba. Además, en 2021 se prohibió la entrada de grandes cruceros al centro histórico de la ciudad a través del canal de la Giudecca, después de un incidente en el puerto.

Estas restricciones no solo están destinadas a preservar la belleza y la integridad de Venecia, sino también a abordar los desafíos ambientales que enfrenta la ciudad. La Unesco ha expresado su preocupación y ha incluido a Venecia en su lista de sitios del patrimonio mundial en peligro. El impacto del cambio climático y el turismo de masas plantean amenazas significativas y podrían causar cambios irreversibles en la ciudad.

Además de los problemas culturales y ambientales, los críticos también han destacado los problemas de contaminación y erosión causados por los grandes cruceros, lo que pone en peligro los cimientos de la ciudad. Estos factores subrayan la urgencia de abordar el turismo descontrolado y encontrar soluciones sostenibles para preservar el encanto y la historia de Venecia.

Con la implementación de estas nuevas medidas, Venecia espera controlar mejor el flujo de turistas y garantizar una experiencia más agradable y sostenible para todos. A medida que el turismo se recupere en los próximos años, es esencial encontrar un equilibrio entre la visita de los turistas y la preservación del patrimonio único de esta hermosa ciudad.