Venezolanos protestaron en Lima por obstáculos impuestos para votar en las presidenciales

0
120

Un grupo de ciudadanos venezolanos residentes en Perú realizó una protesta frente a la embajada de su país en Lima para expresar su descontento con los «obstáculos impuestos» por las autoridades electorales de Venezuela, los cuales les impiden registrarse como votantes para las elecciones presidenciales del 28 de julio.

Una de las manifestantes, Aura Margarita Riera, explicó que lleva siete años viviendo en Perú y no puede votar debido a que tiene un carnet de extranjería bajo calidad migratoria especial. Según ella, las autoridades venezolanas le solicitaron un carnet asociado a una visa permanente, algo que solo tiene una minoría de migrantes. «Nos están negando la posibilidad de votar», expresó Riera junto a sus compatriotas, quienes llevaban cadenas y mascarillas negras como forma de protesta.

Estos ciudadanos denuncian que este nuevo requisito no está contemplado en la legislación de su país. «Ellos (el chavismo) creen que están atornillados, pero todo tiene un destornillador que saca el tornillo algún día, en algún momento», declaró Riera sobre la situación en Venezuela.

Otra de las manifestantes, Blanca Cecilia Vivas, pidió que se flexibilicen estas condiciones, ya que si se exige el carnet de extranjería permanente, miles de venezolanos no podrán votar. «Estamos aquí defendiendo nuestro país y la manera más democrática de defenderlo es el voto. Nos están colocando muchos obstáculos y pedimos flexibilización de la fecha (para inscribirse) que termina mañana», indicó Vivas, quien lleva seis años viviendo en Perú.

La vocera de la asociación Apoyo a peruanos retornados e hijos, Carmen Gisella Navarrete, exigió al Estado peruano que se pronuncie sobre este caso, ya que considera que la embajada no está funcionando de acuerdo a la ley de Venezuela.

Por otro lado, el vicepresidente del Consejo Nacional Electoral (CNE) de Venezuela, Carlos Quintero, informó que hay 428.000 nuevos inscritos para votar en las elecciones presidenciales del 28 de julio. Sin embargo, no especificó si este total incluye a venezolanos en el exterior o solo a los que se registraron en el país.

Para la inscripción de votantes o modificación de datos de los ya inscritos, el CNE habilitó en el país 315 puntos, lo cual representa 216 menos que los instalados para los comicios de 2018. En aquel año se habilitaron 531 puestos de registro, una cifra muy lejana a los 1.300 puntos establecidos en 2012, según el Observatorio Electoral Venezolano.

Mientras tanto, miles de venezolanos en el extranjero también protestaron para exigir que se normalice la inscripción en el registro electoral en el exterior, donde se experimentaron retrasos de semanas en la apertura del sistema, y que se simplifiquen los requisitos exigidos para inscribirse.