Venezuela celebra polémico referendo en defensa del territorio Esequibo en disputa con Guyana

0
307

Más de 20,6 millones de ciudadanos venezolanos tienen la oportunidad de votar en un referendo consultivo este domingo para expresar su opinión sobre la disputa territorial entre Venezuela y Guyana por la región de Esequibo. Aunque el proceso no es vinculante, ha sido promovido por el gobierno de Nicolás Maduro y ha generado controversia en la sociedad civil.

Desde las 6:00 de la mañana, los centros de votación han estado abiertos para recibir a los votantes, y permanecerán abiertos hasta las 6:00 de la tarde o hasta que haya electores en fila. Aunque se esperaba una gran afluencia de votantes, en comparación con elecciones anteriores, no se ha evidenciado un alto número de personas en los centros de votación en Caracas.

Según el presidente del Consejo Nacional Electoral (CNE), Elvis Amoroso, el 97% de los centros de votación fueron instalados en la mañana, y el pequeño porcentaje restante se debe a la distancia de algunos centros electorales. A pesar de las críticas sobre la baja participación, Amoroso aseguró que la participación hasta el momento era tres veces mayor que en elecciones anteriores.

Los ciudadanos venezolanos deberán responder a cinco preguntas relacionadas con la disputa territorial en Esequibo, un territorio de casi 160.000 kilómetros cuadrados con abundantes recursos naturales como petróleo y oro. La controversia se intensificó después de que Guyana llevara a cabo licitaciones petroleras en áreas que están pendientes de delimitación. Además, Guyana ha planteado la posibilidad de establecer bases militares en Esequibo con apoyo extranjero, lo cual ha sido cuestionado por Venezuela.

Se han habilitado 15.857 centros de votación y 28.027 mesas en todo el país, resguardados por más de 300.000 efectivos militares. El único documento requerido para votar es la cédula de identidad vigente o vencida. Aunque el referendo ha sido cuestionado por diversos sectores, más de 3 millones de personas participaron en un simulacro del referendo el mes pasado.

A pesar de las críticas, líderes de la oposición han llamado a los ciudadanos a participar en el referendo y han señalado que el gobierno lo utiliza para movilizar su maquinaria electoral y evaluar su alcance antes de las elecciones presidenciales de 2024.

La Corte Internacional de Justicia (CIJ) emitió un fallo el viernes en el que ordenaba a Venezuela y Guyana abstenerse de acciones que pudieran agravar la disputa por Esequibo, pero no pidió suspender el referendo consultivo. La CIJ también señaló que Venezuela debe abstenerse de cualquier acción que modifique el hecho de que Guyana administra el territorio en disputa.

Las preguntas del referendo se refieren a rechazar la línea impuesta por el Laudo Arbitral de París de 1899, apoyar el Acuerdo de Ginebra de 1966 como el único instrumento válido para resolver la controversia, no reconocer la jurisdicción de la CIJ, oponerse a la pretensión de Guyana de disponer unilateralmente de un mar pendiente por delimitar, y apoyar la creación del estado de Guyana Esequibo.

Expertos han mostrado preocupación sobre las acciones que tomará el gobierno venezolano en función de las respuestas a las preguntas. Algunos consideran que la pregunta sobre la no reconocimiento de la jurisdicción de la CIJ no tiene sentido, ya que Venezuela aceptó implícitamente su jurisdicción. Además, la posibilidad de anexar Esequibo como un estado venezolano ha generado temores de un conflicto armado.

Venezuela objetó la jurisdicción de la CIJ en la disputa fronteriza y considera nulo el Laudo Arbitral de París de 1899. Por su parte, Guyana insiste en la validez del laudo y considera que el Acuerdo de Ginebra es el mecanismo adecuado para resolver la controversia.

El presidente de Guyana, Irfaan Ali, envió un mensaje a los venezolanos en el que instó a permitir que el estado de derecho determine el resultado de la controversia y aseguró que están trabajando para garantizar la integridad de sus fronteras.

En resumen, más de 20,6 millones de venezolanos están habilitados para votar en el referendo consultivo sobre la disputa territorial en Esequibo. Aunque el proceso ha sido cuestionado, los centros de votación han estado abiertos desde temprano y se espera que los ciudadanos expresen su opinión sobre este conflicto. La CIJ emitió un fallo en el que ordena a ambos países abstenerse de acciones que puedan agravar la disputa, pero no suspendió el referendo. Las preguntas del referendo abordan temas como el rechazo al Laudo Arbitral de París de 1899, el apoyo al Acuerdo de Ginebra de 1966 y la oposición a las pretensiones de Guyana. Expertos han expresado preocupación sobre las acciones que pueda tomar el gobierno en función de las respuestas a las preguntas.