Venezuela, con reiterados cortes eléctricos un lustro después del apagón nacional

0
155

El país de Venezuela ha experimentado numerosos apagones desde el incidente nacional ocurrido en marzo de 2019. Aunque Caracas, la capital, ha tenido un servicio eléctrico más constante en comparación con otras regiones, el resto del país sigue enfrentando cortes de energía diarios que pueden durar hasta 24 horas continuas.

La situación actual es similar a la que existía antes del apagón nacional. Los 23 estados de Venezuela, en mayor o menor medida, sufren fallas en el suministro eléctrico que van desde fluctuaciones breves y repetidas hasta interrupciones indefinidas. Durante estos períodos de apagón, también se ven afectados otros servicios básicos como la telefonía, la conexión a internet y el suministro de agua potable.

A través de las redes sociales, los venezolanos informan diariamente sobre los apagones repentinos, mientras rechazan las afirmaciones del gobierno de que se trata de sabotajes al sistema eléctrico, el cual está completamente controlado por el Estado.

El estado más afectado por los apagones es Zulia, una región que solía ser rica en petróleo y que ha sufrido cortes de luz durante los últimos 15 años. La ciudad de Maracaibo, la segunda más poblada del país, se ha visto especialmente afectada por esta situación, ya que experimenta altas temperaturas que superan los 40 grados centígrados.

Hugo Méndez, un comerciante informal, expresa su tristeza y desánimo debido a que la empresa estatal Corpoelec interrumpe el suministro eléctrico en su sector durante aproximadamente tres horas al día, ya sea por la mañana o por la noche. Durante este tiempo, él y sus vecinos tienen que esperar a que se restablezca el servicio eléctrico. Méndez menciona las dificultades que esto implica para aquellos que dependen de la electricidad para sus negocios y cómo tienen que ingeniárselas hasta que se resuelva el problema.

Davane Bravo, quien también vive en condiciones similares, menciona que aunque el suministro eléctrico había sido más estable en los últimos meses, desde febrero los apagones han sido más frecuentes en la ciudad de Maracaibo. Ella relata cómo perdió su refrigerador, aire acondicionado y televisor debido a una fluctuación eléctrica hace dos años y cómo ha tenido que adaptarse a vivir sin estos electrodomésticos.

La situación es especialmente difícil para Bravo, ya que vive con su madre de 74 años, quien debido a una enfermedad debe permanecer en cama. El calor y la duración de los apagones hacen que cuidar de su madre sea una tarea complicada.

Según el Observatorio Venezolano de Conflictividad Social (OVCS), solo en 2023 se registraron 416 protestas en todo el país debido a fallas en el suministro eléctrico. Esta situación de emergencia ha llevado a la organización no gubernamental Provea a pedir que no se normalice la falta de electricidad en Venezuela.

El OVCS ha destacado en su informe anual que los reclamos por la intermitencia del suministro eléctrico son constantes, y tanto vecinos como comerciantes y servidores públicos denuncian diariamente la interrupción de sus actividades y el daño a sus equipos electrodomésticos.

Según estimaciones extraoficiales, Venezuela enfrenta cerca de 200 cortes de energía al día, algunos de ellos muy breves. Esta situación es evidente en los perfiles de Corpoelec en las redes sociales, donde los venezolanos constantemente denuncian los apagones y exigen soluciones rápidas a las autoridades.

Expertos consultados por EFE afirman que la crisis generada después del colapso de 2019 no se ha resuelto y es el resultado de la falta de mantenimiento e inversión en el sistema eléctrico. Aunque el gobierno prometió modernizar la red pública de energía en septiembre pasado con el apoyo de una «poderosa» empresa china, no se han proporcionado detalles al respecto, y los apagones persisten en el país.