Venezuela deportó a la excongresista colombiana Aida Merlano

0
252

El gobierno de Gustavo Petro confirmó que la exfuncionaria regresaba a su país, pero no bajo la figura de extradición. Las autoridades de ambas naciones solicitaron el respeto y garantía plena de sus derechos

Por EFE – El Nacional

Venezuela deportó este viernes a la exsenadora colombiana Aida Merlano a su país para que rinda cuentas ante la Justicia por los casos de corrupción electoral que la persiguen.

Después de que su abogado Miguel Ángel del Río adelantó en un breve mensaje en Twitter la noticia, la Cancillería colombiana confirmó que Merlano regresa a Colombia.

“El día de hoy la excongresista Aida Merlano está siendo trasladada desde Venezuela hacia Colombia, no como resultado de una solicitud de extradición que en su momento le fue elevada al señor Juan Guaidó, sin eficacia alguna, sino por deportación”, dijo en un conciso comunicado el Ministerio de Relaciones Exteriores.

Cancillería añadió que ambos países han solicitado el respeto y garantía plena de derechos de Merlano, para lo cual han pedido la presencia de la autoridad judicial correspondiente y la Defensoría del Pueblo.

El caso, digno de telenovela, se remonta al 11 de marzo de 2018 cuando a Merlano, entonces candidata al Senado, la detuvieron en Barranquilla por delitos electorales. Luego la condenaron a 15 años de cárcel por comprar votos para su elección.

Sin embargo, la exsenadora atribuyó inicialmente el arresto a su ascensión política porque consideraba que debido a su origen humilde incomodaba a la clase alta de Barranquilla, en particular a las familias Char y Gerlein.

Tras su detención y condena, protagonizó el 1 de octubre de 2019 una cinematográfica fuga aprovechando que de la cárcel El Buen Pastor la habían llevado a una cita odontológica en un consultorio particular en Bogotá. De allí se escapó saliendo por la ventana y descolgándose tres pisos por una soga, hasta llegar a la calle donde la esperaba una motocicleta que la sacó de escena.

Se volvió a saber de ella el 27 de enero de 2020 cuando la arrestaron en Maracaibo, entrando a Venezuela con documentación falsa.

Doce días después, al comparecer ante un tribunal en Caracas, se declaró perseguida política en Colombia y aseguró que tuvo que huir a ese país porque su vida corría peligro por todo lo que sabe.