Venezuela es el tercer país con menor libertad económica del mundo

0
439

La adopción no oficial del dólar en Venezuela en los últimos años ha llevado a la depreciación del bolívar como medio de intercambio y reserva de valor. Esto ha llevado a que ya no se considere una «moneda fuerte». Este es uno de los criterios evaluados por el Índice Mundial de Libertad Económica (EFW, por sus siglas en inglés), donde Venezuela ocupó el último lugar (165 de 165 países evaluados) por tercer año consecutivo.

El Instituto Fraser de Canadá elabora este índice anualmente en colaboración con el Centro de Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad (Cedice Libertad). Evalúa cinco componentes clave de la libertad económica: el tamaño del gobierno, el sistema legal y los derechos de propiedad; la solidez de la moneda, la libertad comercial y las regulaciones laborales y crediticias.

Además de su bajo desempeño en cuanto a la solidez de la moneda (0,94 de 10 puntos), Venezuela obtuvo una calificación deficiente en todos los indicadores, con una puntuación general de 3,02 sobre 10.

La evaluación de cada uno de los componentes fue la siguiente:

– Tamaño del gobierno: 4,65 de 10 puntos.
– Derechos de propiedad: 2,29 de 10 puntos.
– Solidez de la moneda: 0,94 de 10 puntos.
– Libertad comercial: 4,99 de 10 puntos.
– Marco regulatorio: 2,17 de 10 puntos.

En la década de 1980, Venezuela ocupaba el puesto 22 en este ranking, lo que indicaba un mejor desempeño en estas áreas de libertad económica.

Rocío Guijarro, gerente de Cedice Libertad, explicó la razón detrás de la ubicación tan desfavorable de Venezuela en este índice. Según ella, «como señalan los académicos consultados por el Fraser Institute, cuando la inflación aumenta, también lo hacen los impuestos y las regulaciones, y los derechos de propiedad no están garantizados, los ciudadanos se vuelven económicamente menos libres, lo que afecta el crecimiento económico, la inversión y la generación de empleo y riqueza».

A nivel mundial, Singapur fue el país con mayor libertad económica, mientras que en América Latina, Costa Rica ocupó el primer lugar en la región y el puesto 21 a nivel mundial, desplazando a Chile.

Es importante destacar que Hong Kong ocupó durante muchos años el primer lugar en el índice. Sin embargo, el informe señala que el cambio en la situación de Hong Kong es un ejemplo de cómo la libertad económica está estrechamente relacionada con la libertad civil y política. «El objetivo del gobierno chino era reprimir la disidencia política y civil. Estas represiones, combinadas con los esfuerzos del gobierno por controlar el sector privado, inevitablemente llevaron a una disminución de la libertad económica. Es probable que la prosperidad de Hong Kong se vea afectada como resultado», indica el informe.

Además del ranking anual, el Instituto Fraser se centra este año en un tema con implicaciones tanto económicas como sociopolíticas, como es el populismo.

Una de las investigaciones presentadas en el índice destaca la relación inversa entre este fenómeno y el retroceso en las libertades económicas, así como el vínculo entre estas y las instituciones sólidas.