Venezuela, la frontera sur y México salen a relucir en el tercer debate de las primarias republicanas

0
246

El tercer debate de primarias del Partido Republicano estuvo marcado por la discusión sobre varios temas candentes en la política exterior. Entre ellos se destacaron las sanciones a Venezuela, la relación con México, el conflicto entre Israel y Hamás, y Ucrania. Además, se abordaron temas como el aborto, la economía y la ausencia del expresidente Donald Trump.

En relación a las sanciones a Venezuela y la relación con México, los candidatos Nikki Haley y Ron DeSantis fueron firmes en su postura contra el gobierno de Nicolás Maduro. Haley enfatizó la necesidad de sancionar a Maduro y dejar de comprar petróleo sucio, mientras que DeSantis aseguró que restauraría las sanciones petroleras a Venezuela si fuera elegido presidente.

Todos los candidatos coincidieron en la importancia de «cerrar la frontera» y tomar medidas para detener la migración ilegal y proteger la seguridad nacional. Algunos mencionaron la epidemia de drogas como el fentanilo proveniente de China a través de México, mientras que otros mencionaron la posibilidad de la entrada de terroristas. Todos estuvieron de acuerdo en fortalecer la seguridad en la frontera sur.

En cuanto al conflicto entre Israel y Hamás, todos los candidatos expresaron su apoyo a Israel y criticaron la supuesta debilidad de la Administración Biden frente a Irán. La exembajadora Nikki Haley hizo hincapié en la importancia de no aislar a Estados Unidos de la escena internacional y renovar los compromisos con Ucrania e Israel frente a Rusia y China.

En cuanto al derecho al aborto, la mayoría de los candidatos estuvieron a favor de una prohibición federal a la interrupción del embarazo a las 15 semanas. Sin embargo, Haley llamó a ser realistas y pidió no juzgar a las mujeres embarazadas, lo que generó críticas por parte de Vivek Ramaswamy.

El debate estuvo marcado por momentos tensos, especialmente entre Nikki Haley y Vivek Ramaswamy. Hubo comentarios personales y ataques verbales entre ambos, evidenciando la división dentro del partido.

La ausencia de Donald Trump fue notable en el debate, aunque fue mencionado en varias ocasiones. Algunos candidatos cuestionaron su liderazgo y mencionaron sus problemas legales. Sin embargo, el empresario Vivek Ramaswamy prefirió dirigir sus críticas hacia el Comité Nacional Republicano, los moderadores y los medios de comunicación.

En resumen, el tercer debate de primarias del Partido Republicano se centró en temas de política exterior, como las sanciones a Venezuela, la relación con México, el conflicto entre Israel y Hamás, y Ucrania. También se discutieron temas como el aborto y la ausencia de Donald Trump. El debate estuvo marcado por momentos tensos y divisiones entre los candidatos.