Venezuela necesita alrededor de 250.000 educadores para atender la actual población escolar

0
179

Carlos Fernando Calatrava, director de la Escuela de Educación de la Universidad Católica Andrés Bello, negó que en la Ley de Participación Estudiantil en el Subsistema de Educación Básica se señale dentro de los deberes, los derechos y las responsabilidades de los consejos estudiantiles que los alumnos asuman funciones de docentes ni de equipos directivos

Por El Nacional

Carlos Fernando Calatrava, director de la Escuela de Educación de la Universidad Católica Andrés Bello, aseguró que Venezuela necesita alrededor de 250.000 educadores para atender a la actual población escolar. Señaló que hay áreas críticas como Matemática, Física, Química y Castellano y Literatura que necesitan ser atendidas.

“Está claro que este país necesita muchos más educadores de los que tenemos. Venezuela requiere, para atender la actual población escolar, que son casi 7.000.000 de niños, alrededor de 250.000 educadores”, dijo en una entrevista con el circuito Éxitos de Unión Radio, donde indicó que en este momento hay en servicio unos 480.000 educadores.

¿Bachilleres darán clases?
Calatrava señaló que en interior del país hay bachilleres que para cumplir con su labor social dan clases de apoyo y de refuerzo a sus compañeros en áreas donde tienen buenas calificaciones, que no cumplen con la función de docentes. A esta situación, resaltó, se le debe “poner la lupa”.

La Asamblea Nacional electa en 2020 aprobó en días pasados la Ley de Participación Estudiantil en el Subsistema de Educación Básica. Sobre ello, el profesor aclaró asimismo que la norma solo genera mecanismos para adecuar, proponer y poner en marcha procesos de participación de los estudiantes en los niveles obligatorios en la escolaridad, comprendidos desde la etapa del primer nivel hasta el bachillerato.

“Esta ley lo que hace es buscar mecanismos para el ejercicio de la democracia participativa en instituciones escolares y los sujetos de la ley son los muchachos que están estudiando primaria, inicial y bachillerato. Al final, lo que establece son consejos estudiantiles en cada centro escolar, que vienen a ser un grupo más de trabajo de eso que nació en el año 2014 con la resolución 058, que ya hablaba de los consejos estudiantiles como forma de asociación y esta ley lo que hace es establecerlos”, explicó.

“Es una figura de no discriminación por género, por condiciones socioeconómicas ni por edades; en un consejo educativo pueden estar los niños de tercer nivel de preescolar con personas de 4to año de bachillerato. Estos consejos estudiantiles lo que tienen es una suerte de competencias asociadas a desarrollar, y esto está clarísimo en el artículo 15, en el numeral cuarto, en actividades con fines recreativos, culturales, deportivos y de esparcimiento”, añadió.

La tarea “medio extraña”
El director de la Escuela de Educación de la UCAB comentó que la ley establece los espacios donde podrán trabajar los consejos estudiantiles, pero observó “una tarea medio extraña” que está relacionada con la contraloría de la gestión administrativa de las escuelas.

“Eso no le toca a un muchacho, a estudiantes de primaria ni de bachillerato. Ellos en cambio sí pudieran hacer toda la contraloría pedagógica”, manifestó.

Y negó que en el documento se señale dentro de los deberes, derechos y responsabilidades de los consejos estudiantiles que los alumnos y las instituciones asuman funciones de docentes ni de equipos directivos.

“No caigamos en campañas de desinformación sobre esto. La ley tiene elementos muy buenos, la figura de democracia participativa que está en la Constitución. Pero tiene muchas ideas muy sueltas, que la propia ley no las desarrolla. Entonces, esas ideas de la van a quedar a la libre interpretación”, dijo.