Venezuela reduce el rezago de sus telecomunicaciones

0
575

Venezuela ha logrado avances significativos en el ámbito de las telecomunicaciones en los últimos tres años. Gracias a la flexibilización de los controles sobre las tarifas de servicios y a la agilización de los permisos para empresas privadas del sector, el país ha reducido considerablemente el retraso en este campo. El objetivo es modernizar el país, instalando la tecnología 5G y ampliando el acceso a internet mediante fibra óptica.

Según el informe de Speedtest sobre velocidades de conexiones de banda ancha fija, Venezuela subió 50 puestos en la lista global, alcanzando la posición 119. Durante el período de agosto de 2020 a agosto de 2023, la velocidad de las conexiones aumentó de 6.15 megabits por segundo (Mbps) a 29.51 Mbps.

Pedro Marín, presidente de la Cámara de Empresas de Servicios de Telecomunicaciones (Casetel), afirmó que ha habido una mejora significativa en el rezago tecnológico y en las velocidades. Destacó que casi el 60% de la migración se ha realizado a la tecnología 4G o 4G+.

El sector de las telecomunicaciones enfrentó varias debilidades durante la pandemia de COVID-19. Ante esta situación, el Gobierno decidió realizar cambios importantes, como la liberación de las tarifas que estaban congeladas. Esto ha permitido que las empresas inviertan en nueva infraestructura, mantenimiento de plataformas y en la compensación de los daños causados por el vandalismo.

Además, se ha agilizado el proceso de habilitación, lo que ha llevado a un aumento del 133% en el número de empresas privadas de telecomunicaciones desde 2017. Según cifras oficiales, más de 240 compañías están operando actualmente en el país.

En septiembre, se celebró la primera feria internacional de las telecomunicaciones de Venezuela, en la cual participaron 99 empresas, incluyendo 16 extranjeras. Durante el evento, el presidente Nicolás Maduro ordenó la conexión de más de tres millones de hogares a internet por fibra óptica, a través de alianzas con empresarios locales e internacionales. Según cifras oficiales, actualmente 180,000 hogares cuentan con este tipo de conexión.

Maduro también ordenó la financiación de proyectos destinados a fortalecer y ampliar las telecomunicaciones, así como la exoneración de impuestos de importación y tasas aduaneras en los suministros necesarios para el desarrollo del sector.

A pesar de estos avances, Pedro Marín destacó que aún existen obstáculos para el crecimiento del internet en el país, especialmente en las zonas rurales. Uno de ellos es el cobro realizado por el Estado a las empresas proveedoras por el uso de las «vías generales de telecomunicaciones». Este cobro dificulta la rentabilidad de las empresas y limita su expansión hacia estas áreas.

La implementación de la tecnología 5G en todo el país será un proceso gradual que requerirá inversiones significativas por parte de las empresas. Para ofrecer 5G, será necesario adquirir equipos nuevos y aumentar la cantidad de radiobases. Además, será necesario mejorar el poder adquisitivo de la población para que puedan adquirir dispositivos compatibles, los cuales tienen un costo mínimo de 300 dólares.

Venezuela también enfrenta desafíos en cuanto al ancho de banda internacional y a la crisis eléctrica que aún persiste en el país. Estos son obstáculos adicionales para superar el rezago en el ámbito de las telecomunicaciones.

A pesar de estos desafíos, los avances logrados en los últimos años demuestran un progreso significativo en el sector de las telecomunicaciones en Venezuela. Con una mayor inversión y la implementación de medidas que impulsen el desarrollo de la tecnología, el país podrá continuar modernizándose y brindando acceso a servicios de comunicación de calidad a su población.