Viktor Orbán: «Bruselas está llevando a cabo una campaña contra las naciones europeas favorables a la familia»

0
451

El primer ministro de Hungría, Viktor Orbán, pronunció la semana pasada un discurso en la Universidad de verano Bálványos, ubicada en Băile Tușnad, en el centro de Rumanía. El año pasado les ofrecimos las palabras que el mandatario húngaro dirigió en ese mismo evento, con las que detalló su agenda contra el globalismo; este año, el líder de Fidesz tampoco defraudó, con una alocución en la que analizó la situación global en general, y la húngara en particular.

Gaceta

Durante su discurso, Orbán aseguró que estamos viviendo en un período «particularmente peligroso» en la historia de la humanidad. «Estos son los años de grandes cambios. Este cambio afecta a todas las partes de la Tierra y a todos los países», señaló. Para el primer ministro húngaro el «equilibrio de poder» en el mundo «ha cambiado» y ahora estaríamos sufriendo «las graves consecuencias» de ese cambio.

Orbán recordó entonces el periodo del yugo comunista y la desaparición de la URSS, y cómo, aún así, antes «existía un equilibrio de poder en el mundo». Para los húngaros, dijo, ese período constó de dos partes. «Los primeros 45 años correspondieron a la parte de cuando habíamos sido entregados por los anglosajones a los comunistas soviéticos«; la segunda, que ha durado hasta ahora 33 años, continuó, «cuando hemos podido vivir libremente, sin la ocupación militar, sin la Unión Soviética y sin los comunistas». Aunque hubo un gran cambio, afirmó el mandatario centroeuropeo, «el equilibrio del mundo no se alteró, porque logramos que la Unión Soviética saliera de la historia sin guerra».

El auge de China

«Pero ahora China ha desplazado el equilibrio del mundo. Este es un viejo temor del mundo occidental. Incluso Napoleón dijo: deja que China duerma, cuando despierte, sacudirá al mundo«, citó Orbán. El primer ministro de Hungría recordó cómo en los setenta EEUU «decidió sacar a China de su aislamiento», con el objetivo de «poder manejar más fácilmente a los rusos». «Pero resulta que en realidad este tema, la liberación de China pertenecía al tiempo histórico, porque como resultado de esta liberación, hoy Estados Unidos —y todos nosotros— nos enfrentamos a una fuerza incluso mayor a la que habíamos querido derrotar«, advirtió.

El mandatario húngaro señaló que «nunca ha habido un cambio tan rápido y tectónico en el equilibrio del poder global» como el de hoy. La elevación de China es «diferente» a la de EEUU. «Estados Unidos fue creado, pero China es», recordó. «En otras palabras, en realidad estamos hablando de un retorno, estamos hablando del retorno de una civilización de cinco mil años con mil cuatrocientos millones de personas. Y este es un problema que necesita ser resuelto, porque no se resolverá por sí solo», explicó el primer ministro húngaro.

CONTINUA LEYENDO…