Vuelo a Orlando al borde de la tragedia: despegó con varias ventanas rotas

0
328

Las catástrofes aéreas son episodios esporádicos, puesto que estadísticamente los aviones son un medio de transporte más seguro que muchos otros. Sin embargo, cuando ocurren son bastante aparatosas, trascienden y dejan una sensación de pánico entre algunos viajeros. Las revisiones de las naves son obligatorias para evitar un evento de este tipo y justamente, un vuelo con destino a Orlando se vio en medio de una angustiosa situación.

Por Miami Diario

Un avión Airbus A321 despegó con aparente normalidad desde el aeropuerto Stansted en Londres, con nueve pasajeros y once miembros de la tripulación a bordo. Una vez que alcanzaron los 14.000 pies de altitud, el piloto tuvo que tomar la decisión de regresar, cuando comenzaron a notar que había algo fuera de lo normal.

Los viajeros indicaron que dentro del avión se sentía más frío que de costumbre. Además, el ruido era mucho más fuerte de lo habitual en el vuelo del pasado 4 de octubre. Ante la situación, los ayudantes de vuelo procedieron a revisar todas las áreas.

Un total de cuatro cristales de las ventana del avión presentaron daños considerables. De hecho, dos de ellos faltaban por completo, según indicaron los investigadores de accidentes aéreos de Reino Unido.

¿Cómo perdió las ventanas?

El vuelo que se dirigía al Aeropuerto Internacional de Orlando en Florida dio la vuelta para regresar a su punto de partida. Afortunadamente, logró aterrizar sin problemas en el puerto de Londres y desde entonces comenzó la investigación.

La División de Investigación de Accidentes Aéreos (AAIB) de Reino Unido, emitió un boletín un mes después del incidente. En el documento destacaron que las ventanas del avión se vieron afectadas por luces de alta potencia utilizadas durante un evento de filmación el día anterior.

A pesar de esto, nadie se había percatado del daño hasta después del despegue. Este evento pudo tener “consecuencias más graves”, según el informe. Los especialistas aseguraron que la integridad de la ventana se pudo haber perdido por una presión diferencial más alta.

Vea la foto del avión aquí