Ahora podrás ‘probarte’ ropa online con la nueva herramienta IA de Google Shopping

0
394

Esta herramienta permite probar la ropa de cientos de marcas y observar cómo se ve en modelos de una amplia gama de tallas y colores de piel.

Comprar ropa online ahora será más divertido con IA. Desde la I/O de Google en mayo, la empresa ha promocionado intensamente sus herramientas de IA generativa de texto e imágenes para ayudar a la gente a hacer de todo, desde redactar borradores hasta crear arte. Sin embargo, su principal modelo de negocio es la venta de anuncios y productos. Hoy la compañía ha presentó una nueva herramienta de compras que puede ayudar a hacer exactamente eso.

Ahora, los clientes de Estados Unidos pueden ‘probarse’ ropa virtual. Google utiliza imágenes de modelos reales que van de las tallas XXS a la 3XL para ‘ponerse’ versiones generadas por inteligencia artificial de prendas de cientos de marcas que se venden a través de la plataforma, como Anthropologie, Everlane y H&M. Puedes desplazarte y seleccionar diferentes tipos de cuerpo o tonos de piel y ver cómo quedaría la ropa en tu propio cuerpo. Cuando encuentras el modelo que más se parece a ti, es posible guardarlo como predeterminado.

Toda mujeres de cierta edad añoraba el armario de Cher en la película Clueless (1995): una herramienta que colocara la ropa sobre su propio cuerpo y le mostrara exactamente cómo le quedaría cuando se la pusiera. Aunque la nueva herramienta de Google para comprar ropa online solo está disponible para tops de mujer, esta aplicación limitada podría ser el mejor caso de uso de IA hasta la fecha.

Cortar, pegar y comprar

Many models in a grid wearing the same clothing

Comprar por internet es una pesadilla. La industria de la moda ha cambiado desde aquellas modelos heroína-chic de los 90, pero sigue siendo poco común ver cuerpos que se parezcan al tuyo. Los torsos largos hacen que los vestidos sean cinco centímetros más cortos de lo anunciado; encontrar jeans que se ajusten a piernas, muslos y culos a la vez, parece una hazaña imposible. No solo no se puede juzgar la calidad de la tela, sino que las modelos también podrían estar mal posadas, o la ropa podría estar ajustada con alfileres, o abrochada a la modelo, para que se vea completamente diferente de lo que es en persona.

La herramienta de inteligencia artificial de Google elude todos esos problemas mostrando cómo la ropa real se ajustaría y moldearía alrededor de una forma humana de verdad. La empresa entrenó la herramienta utilizando imágenes de modelos reales y su Shopping Graph. Durante la sesión fotográfica de la modelo, la empresa identificó su talla según las tablas de varias marcas.

Illustrated diagram detailing how the Google shopping tool works

Comparó las fotos de las modelos con una camisa en dos poses distintas y generó imágenes de esa camisa desde otros ángulos. A continuación, tomó imágenes de la ropa del comerciante y las fusionó con imágenes de la mujer de Google, mediante modelos generativos de difusión para producir imágenes múltiples y diversas de la ropa. ¿El resultadoUna amplia gama de fotos de aspecto extraordinariamente real de la ropa que quieres comprar.

Ahora, cuando busques camisas verás un distintivo “Try On” (Pruébatelo) junto a las prendas correspondientes. Al hacer clic, se abre una lista de modelos por la que puedes desplazarte. Se incluyen 40 modelos femeninas para cada camiseta, por lo que verás varia para cada talla. Esto es especialmente útil, ya que dos personas pueden llevar la misma talla pero tener formas diferentes, lo que hace que la ropa le quede muy distinta a cada una.

No es perfecta pero es un paso

Smartphone previewing clothing on Google's shopping tool

Dentro de esta nueva experiencia de compra, puedes ver mejoras guiadas. Si estás mirando una camisa que has seleccionado, pero quieres una versión más asequible, o te gusta la forma pero la quieres en otro color o estampado, puedes seleccionar algunas opciones de los menús desplegables y Google mostrará opciones similares.

Por supuesto, es probable que compres ropa directamente en el sitio web de la marca, y esta herramienta solo funcionará dentro de Google Shopping. Así que si encuentras un artículo que te gusta, tendrás que buscarlo en Google para ver si está disponible.

Y hay algunos problemas por resolver. Si buscas una camisa, se incluyen imágenes de todas las tallas, desde la XXS hasta la 3XL, aunque la marca no ofrezca todas esas. Las tallas no disponibles aparecen en gris. Además, y ya lo sabes, las tallas de mujer son un desastre. Mientras que el tallaje de los hombres suele ser bastante universal en todas las marcas, las tallas en la ropa de mujer pueden variar de una marca a otra, e incluso de un artículo a otro.

Todo esto quiere decir que no hay que fiarse del todo de las recomendaciones de imágenes de Google Shopping. Pero si esto empuja a los minoristas y a la industria de la moda en su conjunto a ser un poco más diversos, estamos a favor. Todavía no podemos modelar la ropa de nuestros ‘yoes’ generados por IA, pero esto es un paso más hacia esa vida de ensueño a lo Cher Horowitz.

Este artículo se publicó originalmente en WIRED. Adaptado por Mauricio Serfatty Godoy.