Ciberdelincuencia, jáqueo, y adicción: ¿Cómo reorientar a los jovenes jáquers por el buen camino?

0
437

La ciberdelincuencia no conoce edades, y los niños siempre empujan los límites. Jaquear puede ser una pendiente resbaladiza hacia el cibercrimen. ¿Puede un «sombrero negro» convertirse en un «sombrero blanco»?

La adrenalina del jaqueo puede ser adictiva. Pero muchos creen que los jáquers de «sombrero negro» (ilegales) pueden desarrollar una brújula moral y aprender a utilizar sus habilidades para el bien, sobre todo si las autoridades intervienen cuando son jóvenes.

«La ciberdelincuencia no conoce grupos de edad y, por desgracia, los niños, al ser ingenuos y vulnerables, son la mayoría de los que se convierten en ese grupo de ciberdelincuentes», dice el investigador de seguridad Mike Jones. 

Euronews
Los programas RE_B00tCMP (Reboot Camp) y HACK_Right pretenden reorientar a los jóvenes jáquers en una dirección positivaEuronews

El Cuerpo Nacional de Policía de los Países Bajos se centra en la prevención de la ciberdelincuencia. Sus programas únicos RE_B00tCMP (Reboot Camp) y HACK_Right pretenden reorientar a los jóvenes jáquers en una dirección positiva. 

«Tienen un día completo en el que aprenden todo sobre piratería informática, sobre cómo utilizar tus habilidades de buena manera sin infringir la ley», explica Floor Jansen, jefa de equipo de la brigada de prevención de ciberdelincuentes de la policía neerlandesa.

Jáqueo y adicción

«El jaqueo y la adicción van de la mano. Y la razón por la que digo esto es porque cualquiera con una personalidad adictiva puede fácilmente volverse adicto a un subidón de adrenalina. Y eso es exactamente lo que el jaqueo proporciona, es ese biofeedback, ese subidón», explica Jones. 

El jáquer GhostExodus, encarcelado durante 11 años por su actividad ilegal de jáquer cuando era joven, comparte su historia de redención.

«Yo era un niño perdido, tenía una madre perdida. Así que el hacking se convirtió en una forma de curarme de mi impotencia», cuenta. «R__econstruir mi vida después de estar encarcelado durante 11 años, que era que era difícil. Realmente no tenía ningún sentido de dirección«. 

¿De «sombrero negro» a «sombrero blanco»?

Erik Van Oosbree, jáquer de sombrero blanco y probador de penetración, explica la diferencia entre estos terminos propios del jaqueo: 

Un jáquer de sombrero blanco es el que jaquea de manera totalmente legal. Tiene un contrato, la aprobación de la empresa que puede jáquear. 

El jáquer de sombrero negro es exactamente lo contrario de un sombrero blanco. La motivación es más bien egoísta, sin darle importancia a las consecuencias legales. La mayoría de las veces la motivación es el dinero, pero también puede ser por la fama.

Y luego está la zona gris en la que el jaqueo se hace tal vez por una buena causa, pero no con el permiso de alguien. Hacer algo bueno, al mismo tiempo que se irrumpe en el sistema de alguien.

«Conozco a varias personas que han hecho ese cambio. Todo depende de la motivación personal, dado que han dado suficiente estímulo o suficiente dolor o motivación, la gente va a cambiar», dice Mike Jones.

VIDEO https://es.euronews.com/next/2023/06/09/ciberdelincuencia-jaqueo-y-adiccion-como-reorientar-a-los-jovenes-jaquers-por-el-buen-cami