Al menos 15 mujeres enfermaron por aplicarse bótox falso en EEUU: qué se sabe y cómo evitar la trampa

0
166

Tiempo Latino

Recibe las últimas noticias de Salud en tu correoEmail(Obligatorio)

Un reciente informe divulgado por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) y una alerta emitida por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA por sus siglas en inglés), informó acerca de 15 casos de mujeres que se enfermaron tras aplicarse inyecciones de un falso botox en distintos lugares de Estados Unidos

El caso despertó las alarmas y puso nuevamente en discusión los cuidados que hay que tener en cuenta a la hora de someterse a esta intervención médica, que no siempre es hecha con fines estéticos. Se trata de un procedimiento que tiene un sinfín de objetivos.

Los estados afectados por estos casos incluyen Colorado, Florida, Illinois, Kentucky, Nebraska, Nueva Jersey, Nueva York, Tennessee y Washington. Este caso resalta la creciente preocupación sobre la seguridad y legalidad de los procedimientos, especialmente estéticos.  

Qué pasó con el falso bótox

Según los CDC, el problema radica en que muchos de los productos que usaron eran imitaciones o fueron administrados en lugares no habilitados como clínicas médicas legítimas, tales como spas y domicilios particulares.

Esto conllevó a que varios pacientes sufrieran complicaciones serias a raíz de las inyecciones, obligando a la hospitalización de 11 de ellas. Cuatro de las afectadas requirieron, adicionalmente, tratamientos con antitoxinas ante el temor de que la toxina botulínica se dispersara más allá del sitio de inyección.

Por fortuna, el organismo no reportó muertes vinculadas a estos incidentes. Sin embargo, resaltó la importancia de que cualquier persona que haya recibido una inyección de bótox y presente síntomas preocupantes, como dificultad para tragar o respirar, busque atención médica inmediata.

La FDA también emitió un comunicado en el que alertó sobre el casos del bótox falso. En ese sentido, explicó que algunos síntomas graves que podría ocasionar la sustancia son visión borrosa, dificultad para tragar, falta de aliento, dificultad para levantar la cabeza e incluso hospitalizaciones. En el peor de los casos, la muerte.

“La FDA está alertando a los profesionales de la salud y a los consumidores que se han encontrado versiones falsificadas inseguras de Botox (toxina botulínica) en varios estados y se han administrado a los consumidores con fines cosméticos”, dice parte del comunicado de la FDA emitido en abril pasado.

El organismo “toma en serio los informes de productos falsificados y está trabajando estrechamente con los CDC, los departamentos de salud estatales y los fabricantes para ayudar a proteger el suministro de medicamentos del país”, agregaron.

La FDA continúa con la investigación

Dijo además que hay una investigación en curso de la FDA y que la agencia está trabajando actualmente con AbbVie (el fabricante de Botox) para identificar, investigar y eliminar productos sospechosos de ser falsos que se encuntren en EEUU.

“Estos incidentes ocurrieron cuando personas con y sin licencia inyectaron Botox falso en entornos no médicos o sin licencia. Los productos parecen haber sido adquiridos de fuentes sin la autorización. Los medicamentos adquiridos de fuentes sin licencia pueden estar mal etiquetados, adulterados, falsificados, contaminados, almacenados y transportados incorrectamente”, además de ser “ineficaces e inseguros”, agregó la FDA.

Los consejos de los CDC para no caer en la trampa del falso bótox

Desde los CDC se recalcó, en tanto, la importancia de solicitar este tipo de tratamientos exclusivamente a profesionales autorizados y capacitados, en entornos sanitarios apropiados.

Las autoridades médicas estadounidsens remarcan que la inyección de toxina botulínica, que es el elemento activo en el procedimiento estético, debe realizarse en dosis y condiciones específicas para evitar complicaciones graves como el botulismo, enfermedad que puede provocar parálisis e incluso la muerte si no se trata adecuadamente.

Qué es el falso bótox

El Tiempo Latino dialogó con Elisa Villasmil, dermatóloga internista, radicada en Venezuela y especialista en intervenciones estéticas y con láser, egresada de la Universidad de Harvard, para entender qué sería un falso bótox, qué riesgos hay a la hora de aplicarse y qué hay que tener en cuenta a la hora de someterse a este tipo de intervenciones.

“Cuando se habla de falso bótox es que no tiene la verdadera toxina botulínica, que es lo que produce la parálisis o el efecto que se busca. También puede pasar que para falsificarlo es que sean productos aprobados que no tienen la regulación. Es decir, no preparan la molécula como debe ser”, dijo la especialista.

Los CDC y la FDA emitieron un comunicado tras los casos reportados (foto: Pexels)

“Esto debe tener una preparación con unidades con un peso molecular de la proteína de la bacteria, que si no está perfecto hecho se va a entregarle una sustancia al paciente que no corresponde y va a tener entonces riesgo”, agregó.

Según explicó, el elemento que compone al bótox es una neurotoxina que viene de una bacteria. Se prepara y utilizan las propiedades de esa bacteria para producir parálisis. Hacia la década de los 80 se descubrió y se empezó a utilizar para patologías como estrabismo, distonía o distonía cervicales.

Sin embargo, luego se dieron cuenta de todos los beneficios que tenía y incluso fue aprobado por FDA. A partir de ahí comenzó a tener muchos usos.

Se empezó a utilizar en la medicina estética. “Los efectos secundarios que pueden ocurrir con la molécula original es porque el profesional no tiene la licencia, no lo sabe utilizar o porque coloca más unidades de la que debe colocar”, agregó.

En el caso de las 19 mujeres -dijo- tuvieron algunos signos de botulismo. “Seguramente la molécula no estaba bien formulada porque era una copia de ahí viene el desastre”, dijo.

Por qué lo falsifican

La principal motivación para falsificar bótox es económico. Al no hacerlo con las reglamentaciones exigidas por las diferentes leyes en los países se ahorran dinero. Aplicarse ese producto no es para cualquiera. Hacerlo para un tratamiento menor ouede costar entre $600 y $700.

“Estoy hablando de que nada más sería para quitarte las arrugas, o sea, algo totalmente estético. Puede ser más caro para otros procedimientos”, aclaró la médica.

“Es un procedimiento que es muy costoso y masivo. Todo el mundo se lo quiere poner. Entonces han salido incluso muchas moléculas, muchas copias, muchas toxinas botulínicas en muchas partes del mundo; en Corea o en China tratando de formular y copiar la molécula original”, continuó.

Al respecto dijo que hay muchas marcas secundarias que ya están aprobadas, pero hay otras que no lo están. Esas otras puede costar apenas $100. Es decir las diferencia es abismal.

“Lo que buscan para abaratar costos y poderlo poner. Por ejemplo, cuando son enfermedades clínicas, donde hay que poner muchas más unidades que en la frente para las arrugas, como una distonía cervical o una parálisis donde tienes que poner más unidades, el tratamiento es mucho más costoso. Entonces claro, se han creado toxinas y toxinas y toxinas y toxinas tratando de abaratar el costo”, graficó

Los síntomas que experimentaron por aplicarse falso bótox

  • Visión borrosa y visión doble
  • Párpados caídos
  • -Dificultad para tragar
  • Boca seca
  • Dificultad para hablar
  • Respiración dificultosa
  • Fatiga
  • Debilidad generalizada

Inicialmente se habló de 22 casos pero 7 fueron excluidos de las investigación que se llevó a cabo desde noviembre de 2023 hasta marzo 31 porque no cumplieron con el criterio para estar dentro del grupo observado.

El 87% de las mujeres se aplicaron el bótox para fines estéticos y la edad promedio fue de 43 años. El dato no sorprende. Según la doctora consultada por El Tiempo Latino.

La clave está en el rol de las autoridades

Villasmil destacó que para que haya más controles es muy importante el papel que jueguen los organismos de control estatales por ser productos de salud. El problema es que muchas veces, al ser medicina estética, la atención en este tipo de productos no es la adecuada.

“Creo que falta más control de las autoridades y ser rigurosos con lo que entra. ¿Tiene permiso sanitario?. La FDA tiene que verificar todas las cajas, los lotes, conocer para qué lo vas a usar, si es solo para estética o es para clínica, ¿qué vas a hacer? O sea, definitivamente fallan los controles porque todos los medicamentos deben tener un control y deben estar supervisados por el ente de salud de cada país. Y si eso no sucede, ahí es donde vienen los riesgos”Elisa Villasmil, dermatóloga

Qué recomendaciones hay para evitar problemas

“Abaratar en eso no es lo ideal. Es como hacerse una cirugía plástica en una peluquería o en un lugar que no es el adecuado, tienes el riesgo de morir ahí. Siempre se los explico a mi pacientes. Son costosos, en lo que es muy barato hay que estar muy pendiente. No hay botox barato ni hay ácido hialurónico barato”, dijo la médica.

En pocas palabras, lo barato puede salir caro. Hay otras opciones de tratamiento, aunque admite que el bótox es el más efectivo y de ahí se explica su valor. Sin embargo, la experta insiste en no escatimar gastos.

Resaltó que todavía no hay en el mer una molécula que logre relajar los músculos como lo hace la toxina botulínica. Hay cremas, láseres y hasta tratamientos de peeling. El bótox sigue siendo el rey.

“Si no está en tu presupuesto, no te arriesgues porque las consecuencias pueden ser peores. No te pongas uno de $100 o de $50, que está muy dudoso de que sea realmente el original, con los riesgos que puede tener. Entonces diría que ahorres, lo pidas el Día de las Madres o de Navidad, pero no expongas tu salud, porque lo primordial es la salud”, remarcó.

Los riesgos son mínimos cuando la molécula es es original y los efectos secundario prácticamente nunca son graves. Por eso la importancia -dice- de primero ir a un lugar habilitado, con trayectoria y siempre cerciorarse de que el producto es originial.

Recordar que no sólo es estético y que muchas personas usan el bótox para algunas patologías como por ejemplo hiperhidrosis axilar. Es decir, aquellos que sudan en exceso. Los usos son muchos y las personas que lo usan pueden ser muchas más.

“No recomiendo que por abaratar costos, te coloques una toxina botulínica que no está claro de dónde viene, o que sea con un médico que no tiene licencia y que no está claro. Que se sepa que es una clínica, un consultorio médico legal, un profesional que está certificado. Con toda la tecnología y redes sociales, se puede averiguar fácilmente»Elisa Villasmil, dermartóloga

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí