Algunos palestinos sobreviven con medio litro de agua al día, según grupos humanitarios

0
217

La situación de escasez de agua en Gaza ha alcanzado niveles críticos, con cada persona sobreviviendo con apenas medio litro al día para su consumo y limpieza. Esta falta de acceso al agua potable se agrava aún más por la falta de saneamiento adecuado, lo que ha llevado a un aumento en la transmisión de enfermedades infecciosas.

Los grupos de ayuda humanitaria informan que los daños en la infraestructura del agua y la escasez de combustible en el sur de la Franja de Gaza han dejado a algunos palestinos con apenas medio litro de agua al día, lo que representa solo el 3% de la cantidad recomendada por la Organización Mundial de la Salud para la supervivencia básica, que es de 15 litros diarios.

El Comité Internacional de Rescate y Medical Aid for Palestinians, dos organizaciones que trabajan en Gaza, han señalado que las enfermedades transmitidas por el agua están aumentando debido a la escasez de agua y la falta de higiene y saneamiento adecuados.

En un albergue con capacidad para 10,000 personas, el personal de una de estas organizaciones solo encontró 4,000 litros de agua al día, mientras que otro albergue para 8,000 personas tenía solo 12 letrinas, lo que obligaba a más de 600 personas a compartirlas.

La directora general de Medical Aid for Palestinians ha descrito la existencia de «lagos de desechos humanos» cerca de tiendas de campaña en el sur de Gaza. Los médicos de esta organización han informado de un aumento en los casos de diarrea y enfermedades cutáneas, así como de la muerte de niños debido a la deshidratación y la falta de alimentos.

Algunos palestinos sobreviven con medio litro de agua al día, según grupos  humanitarios - San Diego Union-Tribune en Español

La incursión de Israel en la ciudad de Rafah a principios de mayo ha llevado a que 900,000 palestinos huyeran de la ciudad y se refugiaran en campamentos improvisados sin servicios básicos. Además, el control israelí sobre el paso fronterizo de Rafah ha llevado al cierre del principal puerto de entrada de combustible, lo que ha afectado el funcionamiento de las bombas de agua, los hospitales y otras infraestructuras.

La falta de suministros y las amenazas de seguridad han llevado a las Naciones Unidas a suspender la distribución de alimentos en Rafah. A pesar de esto, se estima que todavía hay alrededor de 400,000 personas en la ciudad que necesitan ayuda humanitaria.

La situación en Gaza es desesperada y requiere una atención urgente. La falta de acceso al agua potable y el deterioro de las condiciones sanitarias están poniendo en peligro la vida y la salud de miles de personas. Es necesario que se tomen medidas inmediatas para abordar esta crisis humanitaria y garantizar el acceso adecuado al agua y el saneamiento en Gaza.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí