Arabia Saudí recibe a Nicolas Maduro en un desafío directo a Estados Unidos

0
725

Arabia Saudí ha recibido al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, en una visita oficial que representa un nuevo acercamiento entre el reino petrolero y otro país considerado enemigo por Estados Unidos.

Con información de AP

Maduro llegó el domingo por la noche a la ciudad de Yeda, en el Mar Rojo, donde fue recibido por funcionarios saudíes, según informó la Saudi Press Agency, la agencia estatal de noticias.

Aunque no se han dado a conocer los motivos de la visita ni los detalles de la agenda, Arabia Saudí está llevando a cabo esta semana una conferencia internacional sobre la lucha contra el extremismo en su capital, Riad. La cumbre cuenta con la copresidencia del secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken.

Durante décadas, Arabia Saudí ha sido un aliado cercano de Estados Unidos, pero las relaciones entre ambos países se han complicado en los últimos años. El reino ha restablecido recientemente sus lazos con Irán, una teocracia con la que Occidente ha tenido tensiones, y también ha retomado relaciones con el presidente sirio, Bashar al-Assad, otro líder rechazado por el mundo occidental.

El mes pasado, los saudíes recibieron al presidente de Ucrania, Volodymyr Zelenskyy, un estrecho aliado de Occidente, durante una cumbre de la Liga Árabe. Sin embargo, también han acogido a importantes dignatarios rusos a pesar de las sanciones impuestas por Occidente.

El gobierno saudí ha expresado que busca proteger sus intereses nacionales en un mundo cada vez más marcado por la competencia entre las superpotencias. Los expertos consideran que este frenesí diplomático tiene como objetivo fortalecer la estabilidad regional y mejorar la imagen del reino, que busca atraer inversiones internacionales para sus grandes proyectos de desarrollo.

Nicolás Maduro fue reelegido en 2018 tras la inhabilitación de sus principales rivales por parte de los jueces, lo que sumió al país en una profunda crisis política y económica. La mayoría de los partidos opositores rechazaron los resultados electorales y crearon un gobierno interino en un intento de cambio que ha perdido fuerza en los últimos dos años.

Estados Unidos ha respaldado a la oposición y ha impuesto duras sanciones al gobierno autocrático de Maduro con el objetivo de propiciar cambios en Venezuela. Sin embargo, el gobierno de Maduro ha resistido las sanciones con el apoyo de Rusia, Turquía e Irán.