Preocupación por el descenso en la esperanza de vida en EEUU: “El problema es mayor de lo que pensábamos”

0
635

El descenso en la esperanza de vida en Estados Unidos viene empeorando desde hace décadas, según un nuevo informe. El estudio, publicado en la revista American Journal of Public Health, revela que más de 50 países han superado a Estados Unidos en esperanza de vida desde 1950.

Con información de Infobae

En ese año, Estados Unidos ocupaba el puesto 12 en esperanza de vida entre los países más poblados, pero desde entonces ha experimentado un deterioro constante en comparación con otros países. En 49 de los 70 años estudiados, el aumento anual de la esperanza de vida en Estados Unidos ha sido inferior al de otros países poblados.

La tasa de crecimiento de la esperanza de vida en Estados Unidos comenzó a descender en 1955, y para 1968 el país se ubicaba en el puesto 29. En 2019, la brecha de esperanza de vida entre Estados Unidos y el país con mejores resultados era de más de seis años.

La pandemia del Covid-19 ha ampliado aún más esa brecha, y en 2020, Estados Unidos ocupaba el puesto 46, con una esperanza de vida de 76,1 años, en comparación con los 85,2 años de Hong Kong, el país con mejores resultados.

Los datos provisionales de 2021 muestran que la esperanza de vida en Estados Unidos ha descendido a 76,1 años, el nivel más bajo desde 1996, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.

El estudio también destaca que el declive en la esperanza de vida comenzó antes de lo que se pensaba, citando la década de 1980 como el punto de partida. Además, amplió el análisis incluyendo países con economías más pequeñas, poblaciones más bajas y sistemas de gobierno diferentes, y encontró que 56 países habían superado a Estados Unidos en esperanza de vida desde 1950.

Los investigadores señalan que la esperanza de vida ha crecido a diferentes ritmos en distintas regiones de Estados Unidos, con estados del noreste y oeste experimentando un crecimiento más rápido, mientras que los estados del centro-sur y medio oeste han tenido un crecimiento más lento.

Las decisiones políticas a nivel estatal se consideran un factor importante en estas diferencias, y se requiere más investigación para comprender las causas exactas de estas disparidades.

Además, el informe también resalta el alarmante aumento de muertes entre los jóvenes, con un incremento significativo en la tasa de mortalidad general de 1 a 19 años durante los últimos años. Las armas de fuego son la principal causa de muerte entre los jóvenes en Estados Unidos, y los suicidios y homicidios han aumentado, así como las muertes por sobredosis de drogas y accidentes de tráfico.

Estos hallazgos revelan la necesidad de abordar urgentemente las causas subyacentes de la disminución de la esperanza de vida en Estados Unidos y tomar medidas para mejorar la salud y el bienestar de la población.