Argentina debatirá este martes la reducción de la jornada laboral a 36 horas

0
374

La Comisión de Legislación del Trabajo de la Cámara de Diputados de Argentina se reunirá este martes para discutir la posibilidad de reducir la jornada laboral de 48 a 40 o 36 horas. Hasta siete proyectos de ley serán presentados por diputados tanto del oficialismo como de la oposición.

Es importante tener en cuenta que este debate no tiene carácter legislativo, sino que tiene como objetivo principal dar a conocer las distintas propuestas presentadas tanto por el Gobierno como por la oposición. Se espera la participación de expertos en el tema y representantes de asociaciones empresariales y sindicales, aunque aún no se han revelado sus nombres.

El Gobierno ha tenido la intención de iniciar este debate desde hace varios meses, pero no se ha concretado hasta septiembre. La ministra de Trabajo, Empleo y Seguridad Social, Raquel Olmos, considera que la reducción de la jornada laboral podría generar más empleo y aumentar la productividad. Según sus declaraciones, la jornada de 48 horas es obsoleta y necesita ser actualizada.

Es interesante destacar que este debate se produce en medio de la carrera presidencial en Argentina, que está siendo marcada por la crisis económica que atraviesa el país. Con una inflación del 124,4% en agosto, el Gobierno está buscando implementar una serie de medidas para mejorar la situación financiera de las familias.

La implementación de una reducción en la jornada laboral podría ser una oportunidad para impulsar la candidatura de Sergio Massa, actual ministro de Economía del país, quien ha estado desempeñando ambos roles en las últimas semanas con el objetivo de obtener la presidencia en las próximas elecciones de octubre.

En esta línea, Massa ya ha anunciado medidas para aliviar económicamente a los hogares más vulnerables, así como a los trabajadores autónomos y a las pequeñas y medianas empresas. A estas medidas se suma ahora la ampliación de las ayudas para los trabajadores informales, que beneficiaría a más de tres millones de personas.