Arquitecta venezolana gestiona proyecto para reconstruir la ciudad ucraniana de Mikolaiv

0
475

La guerra en Ucrania continúa, pero la ONU y algunas ciudades ucranianas ya piensan en el futuro posbélico, caso de Mikolaiv, una de las más destruidas por los bombardeos rusos y en cuyos planes de reconstrucción participa una arquitecta de Venezuela.

La venezolana Ana Cecilia Páez gestiona el macroproyecto que la firma italiana One Works desarrolla para Mikolaiv.

Esta ciudad ha sufrido una enorme destrucción durante el conflicto. En el histórico centro astillero soviético de Mikolaiv, gran puerto ucraniano del que hoy no pueden salir los barcos, se calcula que el nivel de destrucción es del 45 %.

En abril del año pasado, cuando la guerra apenas cumplía dos meses, el gobierno local acudió a un foro de alcaldes organizado por la Comisión Económica de las Naciones Unidas para Ucrania (UNECE), donde contactó con arquitectos y comenzaron a pensar en su futura reconstrucción.

«Participamos en dos proyectos piloto apoyados por la ONU que en el futuro podrían ser usados por otras ciudades con grandes niveles de destrucción», explica a EFE el alcalde de Mikolaiv, Oleksandr Sienkevich.

Las obras tras la guerra serán costosas: la UNECE calcula que sólo en zonas residenciales los daños de los ataques rusos en Ucrania han causado pérdidas de 46.000 millones de euros.

Estos planes de reconstrucción se llevan a cabo también con la participación de los habitantes de las dos urbes, y coinciden en no sólo recuperar lo destruido por los bombardeos, sino también en crear un Mikolaiv mejor que el que había incluso antes de la guerra.

Por ejemplo, mejorando el transporte, o abriendo al público las orillas de sus grandes ríos, que desde los tiempos de la URSS se consagraron a la industria y dieron la espalda al resto de la ciudad.

«Hemos identificado en Mikolaiv las carencias que tenían como ciudad, sus problemas, y ahí entran las mejores prácticas internacionales», comenta a EFE Páez, formada en la Universidad Central de Venezuela y en el Politécnico de Milán, ciudad donde tiene su sede la firma One Works para la que trabaja.

Mikolaiv «nació al servicio de lo militar, no estaba pensada para la población», señaló, mientras que el plan urbanístico futuro busca que esa ciudad «sea a medida de las personas, pues sus habitantes quieren un lugar donde puedan pasear, ir en bicicleta y llegar con ella fácilmente a los parques».

Con información de EFE / Antonio Broto