Balenciaga presenta una polémica falda en forma de toalla de ducha amarrada a la cintura, por $925

0
889

La firma de moda adorada por Kim Kardashian, se ha especializado en transformar objetos cotidianos en piezas de lujo polémicas que les sitúan en boca de todos.

Balenciaga logra estar, una vez más, en boca de todos gracias a uno de sus diseños. Pero no precisamente por ser una creación hermosa, original y sorprendente, sino porque se trata de un objeto cotidiano convertido en prenda de lujo: una toalla de ducha. 

Después de sacudir la industria con piezas como un bolso en forma de bolsa de basura, otro modelo prácticamente igual a una bolsa de Ikea, joyas con cordones de zapatos y alfileres de gancho o vender unos tenis destrozados, todo por miles de dólares, ahora llega esta «falda» unisex, confeccionadas con una toalla de algodón de color beige, con un cinturón y botones en el interior, perteneciente a la colección de primavera 2023, que está disponible por $925.

En noviembre del año pasado, la marca atravesó una profunda crisis tras ser acusada de promover el abuso infantil con, no una, sino dos polémicas campañas publicitarias, la de Navidad y la de Primavera 2022. Tal fue la repercusión negativa de las imágenes que hasta Kim Kardashian, fiel admiradora de la firma, se replanteó seguir usando sus prendas, aunque por sus última apariciones hemos deducido que ella ya ha solucionado todos sus dilemas morales con este asunto.

En una entrevista con Vogue, el director creativo de Balenciaga, Delma Gvasalia declaró: «Tendré un enfoque más maduro y serio sobre todos los lanzamientos, sean ideas o imágenes. He decidido volver a mis raíces en la moda así como a las raíces de Balenciaga, que es hacer prendas de calidad, no tratar de hacer ruido o crear una imagen». 

Viendo la polémica falda, que algunos usuarios han celebrado con comentarios del tipo «perfecto, tengo varias de esas en mi clóset», parece que Gvasalia ha olvidado su promesa, pues obviamente una toalla de algodón enrollada en la cintura, como cuando sales de la ducha, no es algo que Cristóbal Balenciaga, el modisto español fundador de su marca homónima y que en su día vistió a las grandes estrellas y miembros de la realeza de su época, hubiera aprobado. 

Y aunque en la genialidad del diseñador georgiano, quien incluso creó un vestido para Kardashian hecho con cinta adhesiva, está el elevar a estatus de lujo los objetos más cotidianos, parece una broma pagar esa cifra por un diseño así, aunque en la colección de verano ya hemos visto algunos bolsos, como uno en forma de bolsa de patatas picantes, que nos han dejado alucinadas. 

Ni siquiera es el primero en usar una toalla a modo de falda, como señalaba la cuenta Diet Prada, conocida por ser el azote de la industria de la moda, ya lo hemos visto en desfiles anteriores de Ludovico de Saint Sernin o Prada. 

Pero como dice el dicho, no importa si bien o mal, lo importante es que hablen de ti, así que Balenciaga lo ha vuelto a lograr. 

Con información de People Español