Biden y Trump acordaron dos debates televisados: uno el 27 de junio en Atlanta y otro el 10 de septiembre en ABC.

0
143

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, y el expresidente y precandidato republicano, Donald Trump, han acordado celebrar al menos dos debates presidenciales televisados. El primero está programado para el 27 de junio en los estudios de la cadena CNN en Atlanta, Georgia. El segundo debate se llevará a cabo el 10 de septiembre en ABC.

Biden confirmó su participación en el debate del 27 de junio a través de una publicación en la red social X, respondiendo a la invitación de CNN. Según CNN, la campaña de Trump también aceptó participar en este debate, que está programado para las 08:00 pm hora local de Washington en el estado crucial de Georgia.

Por otro lado, ABC anunció que ambos candidatos están de acuerdo en participar en un debate el 10 de septiembre.

Horas antes de estos anuncios, Biden hizo un llamado a Trump a través de un video en el que propuso dos debates televisados, uno en junio y otro en septiembre, sin presencia de público. Trump aceptó esta propuesta en la red social Truth Social, aunque ha sugerido más de dos debates y que estos se realicen con público y en grandes sedes, con un enfoque en el entretenimiento.

Es importante destacar que la fecha del debate en junio es inusual, ya que ocurre antes de que los partidos nombren oficialmente a sus candidatos presidenciales y vicepresidenciales en las convenciones. Mientras tanto, el debate en septiembre responde a la insistencia de Trump de tener un enfrentamiento antes del inicio del voto por anticipado.

Biden también hizo referencia a los debates pasados en los que Trump no participó, incluso durante la temporada de primarias del Partido Republicano meses atrás. Además, el equipo de campaña de Biden notificó a la Comisión de Debates Presidenciales que el presidente no participará en debates organizados por ellos, rompiendo así con una tradición de décadas.

La propuesta de los demócratas es realizar dos debates televisados sin presencia de público, en contraste con los tres debates con audiencia en persona que han sido comunes en elecciones anteriores. Los asesores de Biden también desean que los debates comiencen mucho antes de lo habitual, para que los votantes puedan ver a los candidatos cara a cara antes de que comiencen las votaciones anticipadas en septiembre.

En resumen, la campaña de Biden propone un formato de debate en un estudio de televisión, con micrófonos que se silencian automáticamente cuando se termina el tiempo asignado a cada persona para hablar.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí