Bolsonaro presentó un recurso ante la Justicia electoral de Brasil en contra de su inhabilitación política

0
318

El ex presidente de Brasil Jair Bolsonaro (2019-2022) presentó el lunes un recurso contra la decisión judicial que le retiró sus derechos políticos durante ocho años a partir del 30 de junio. Según informó el servicio estatal de noticias Agencia Brasil, la defensa de Bolsonaro presentó el recurso para impugnar aspectos de la sentencia final emitida por el Tribunal Superior Electoral (TSE), que declaró inelegible al líder de la ultraderecha por abuso de poder.

El principal motivo de la decisión fue la organización de una reunión en 2022 con embajadores extranjeros, durante la cual Bolsonaro lanzó acusaciones infundadas contra las urnas electrónicas que se utilizarían en las elecciones presidenciales. Esta acción, según señala la sentencia, constituyó un «abuso de poder político, conductas prohibidas y desinformación» y también un «uso indebido de bienes públicos y medios de comunicación», ya que Bolsonaro ordenó que el evento se transmitiera por televisión pública.

La mayoría de los jueces consideraron que esta reunión formaba parte de una «campaña sistemática de desinformación» que Bolsonaro llevó a cabo contra la Justicia electoral y las instituciones democráticas del país. Según el juez De Moraes, no se trataba de «opiniones personales» como afirmaba la defensa, sino de «mentiras permanentes y fraudulentas» que buscaban «subvertir y pervertir» el proceso electoral y, con ello, «la propia democracia». De Moraes también resaltó que la «libertad de expresión» no incluía la «libertad de agresión», la «mentira», la «desinformación» y el «fraude», ni era una herramienta para que los «líderes populistas y extremistas» conquistaran a los electores con discursos de odio y antidemocráticos difundidos en las redes sociales con un falso aspecto de veracidad.

Esta campaña incluyó sembrar dudas sobre el sistema de votación electrónica utilizado en Brasil desde 1996, sin haberse comprobado ningún fraude desde entonces, y lanzar insultos contra el TSE durante meses. Según algunos jueces, el discurso de Bolsonaro incluso pudo haber incitado el asalto a las sedes de los tres poderes el 8 de enero pasado, cuando una multitud de seguidores del presidente sembró el caos con la intención de convocar a las Fuerzas Armadas para derrocar a Lula.

Bolsonaro aún enfrenta una decena de causas judiciales, incluyendo una en la Corte Suprema en la que se le considera «sospechoso» de haber alentado ese fallido intento golpista.

En caso de que el TSE rechace el recurso, Bolsonaro aún podría apelar ante el Supremo Tribunal Federal (STF), la máxima corte del país.