Canje de presos políticos, una propuesta desesperada en Venezuela

0
360

Familiares y abogados de venezolanos que se consideran presos políticos están promoviendo la idea de un «canje humanitario» para lograr su liberación a cambio de concesiones a favor del régimen. Esta propuesta surge como una medida desesperada después de años sin avances en los casos de estos presos políticos.

La Coalición por los Derechos Humanos y la Democracia respalda esta idea y cuenta con el apoyo de los familiares de los presos políticos representados por ellos en los tribunales. Actualmente, en Venezuela hay 292 presos políticos que siguen encarcelados a la espera de juicios que nunca se concluyen, mientras alegan su inocencia.

Abogados y familiares creen que una solución política a la situación jurídica de estos presos políticos podría ayudar a destrabar la crisis en el país y generar confianza para que los procesos de diálogo y negociación puedan avanzar. Estas personas son señaladas por el gobierno de la llamada revolución bolivariana como conspiradores, terroristas o traidores a la patria.

La directora de la coalición, Ana Leonor Acosta, explicó que esta propuesta busca ayudar a todas las personas detenidas por razones políticas, incluyendo a 174 militares y 13 sindicalistas. Sin embargo, no serán ellos quienes propongan las concesiones a favor del gobierno, sino que buscarán conocer las peticiones de la otra parte y asumirlas con respeto.

Aunque no tienen la autoridad para liberar a alguien preso en otro país o levantar sanciones económicas, los solicitantes están dispuestos a apoyar las peticiones del gobierno. Sin embargo, esto no garantiza que Estados Unidos ceda a estas solicitudes.

La coalición espera que otras organizaciones de derechos humanos se sumen a esta propuesta y planea promoverla ante organismos internacionales y actores políticos involucrados en las negociaciones en Venezuela, como los gobiernos de Colombia y Francia, así como el expresidente del gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero.

Yorbelis Oropeza, esposa del sindicalista Alcides Bracho, condenado a 16 años de cárcel por conspiración, apoya este canje y cree que una negociación puede resolver el problema. Oropeza hace un llamado a Nicolás Maduro para que se siente con las familias y escuche a las víctimas sin consideraciones políticas.

La directora de la coalición enfatiza la urgencia de canjear a estos presos políticos, especialmente teniendo en cuenta que 20 de ellos tienen problemas graves de salud que no han sido atendidos. Para ellos, cada día en prisión es un día menos para su salud y su vida. Aunque el tema de los presos políticos puede afectar a un grupo pequeño, no es menos importante y está relacionado con la justicia y el estado de derecho en Venezuela.