Caso Nazareth Marín: tras violarla y matarla, celebraron en una tasca hasta las 4:00 a.m

0
3663

Este viernes, el periodista Eligio Rojas divulgó un dossier de la Fiscalía que reveló nuevos detalles sobre la muerte de la joven Nazareth Marín, cuyo cuerpo fue encontrado en una playa de La Guaira, cuatro días después de estar desaparecida. La última vez que su familia la vio fue cuando decidió ir el domingo a la playa con unos «amigos».

ND

El MP determinó que la mujer de 27 años que trabajaba en el Senamecf en la Morgue de Bello Monte sufrió violencia sexual ejercida por las tres personas que viajaron con ella a playa Los Ángeles, el 19 de marzo pasado.

Por el caso fueron imputadas cinco personas, entre ellas dos funcionarios del Cicpc, según expediente abierto en el Circuito Judicial Penal La Guaira.

Pero el pasado 26 de mayo, la Sala Penal del TSJ ordenó sacar dicho expediente de La Guaira y trasladarlo a Caracas para que sea conocido por otro juzgado, según sentencia 193 redactada por la magistrada Elsa Gómez Moreno.

Esto luego de un planteamiento del Ministerio Público a través de los fiscales José Luis Frangelis Rivas Barboza y Pedro Luis Rojas Caraballo. De acuerdo a la declaración de la Fiscalía, Nazareth fue a playa Los Ángeles (La Guaira) por invitación del detective del Cicpc Keisler Josué Pérez. Se trasladaron en un Toyota Corolla propiedad de Derwin Jesús Ruíz Mujica, donde también iba Miller Andreína Ochoa.

Al llegar a la playa se encontraron con Kenny Robert Díaz Evies, Johan Copete, su esposa y dos hijos.

Anuncios“Empiezan a compartir juntos, ingiriendo bebidas alcohólicas pero además consumiendo también sustancias estupefacientes de las denominadas tusy”.

Alrededor de las 8:30 p.m. la joven desapareció. Y fue Miller Andreína la que lo comunicó al resto del grupo, pero todo con el objetivo de «establecer su coartada ante los visitantes que aún se encontraban en la playa».

La coartada consistía en hacer ver a los presentes que aún se encontraban en el lugar que Nazareth había desaparecido y que ellos desconocían su paradero, pero la verdad es que sabían exactamente lo que estaba ocurriendo, afirmó el MP.

Tras la desaparición de Nazareth, sus amigos se burlaron de ese hecho diciendo a viva voz “que se había ido con otro”.

Después, Miller, Keisler, Derwin y Kenny se marcharon a las 10:00 p.m. de la playa para la tasca El Charro Azul, ubicada en Catia, donde estuvieron hasta las 4:00 a.m. del lunes 20 de marzo, relató la Fiscalía.

“Decidieron continuar celebrando la desaparición y muerte de Nazareth así como la violencia sexual que de forma colectiva habían practicado en contra de su víctima”.

Más tarde ese lunes y ante la ausencia de Nazareth, su madre llamó a su celular y contestó Keisler. «Ella le pidió que la llevara a la playa donde desapareció su hija y éste accede continuando con su coartada, a los fines de mostrarse colaborador ante la madre de la víctima”.

En cuanto al papel jugado por el jefe de la División de Homicidios del Cicpc-La Guaira, Alexander Ventura, el Ministerio Público aclaró que ese funcionario tenía “pleno conocimiento de los autores”, de la muerte violenta y del abuso sexual sufrido por Nazareth “optando por hacer uso de su cargo para ocultar diligencias y experticias que involucran a los ciudadanos Derwin Ruíz y Kenny Díaz”.

Estos dos están imputados por femicidio agravado y violencia sexual.