Comienza el Año Nuevo Chino: por qué se celebra el Dragón de Madera

0
408

Se trata de la festejo más importante para la comunidad china. Este animal místico lleva un mensaje que tiene que ver con las fuerzas creativas y de ambición. Cuáles son los atractivos rituales y tradiciones, según una experta consultada por Infobae

Con Informacion de Infobae

El Año Nuevo Chino, también conocido como Fiesta de la Primavera, es una de las festividades más importantes para la comunidad china y se celebra durante un período de 15 días. Durante este tiempo, se llevan a cabo diversas actividades que incluyen visitas familiares, comidas especiales, conciertos, desfiles y fuegos artificiales, tanto en China como en todo el mundo.

Esta festividad marca el fin del invierno y el comienzo de la primavera según el calendario agrícola, conocido como calendario luni-solar. Según Ana Kuo, presidenta de la Asociación Cultural Chino Argentina, el Año Nuevo Chino simboliza el renacimiento y la renovación después de haber pasado un invierno difícil, así como la reunión familiar y los encuentros con amigos y seres queridos.

Este año, el Año Nuevo Chino está asociado al Dragón de Madera, un animal místico que representa la primavera, la vida y el crecimiento. Según Kuo, el dragón es una figura sagrada que ha simbolizado el poder imperial en la cultura china. La madera, por su parte, también simboliza la primavera y el renacimiento.

Durante esta festividad, se llevan a cabo diversas tradiciones milenarias, como la entrega de sobres rojos con billetes nuevos para alejar los malos espíritus, el uso de ropa nueva para comenzar el año con renovación, y las visitas y encuentros con familiares y amigos para reforzar los lazos afectivos.

Además, se realizan actos de purificación, como la limpieza de los hogares y la observación de un comportamiento positivo. Se enfatiza la importancia de vivir con emociones positivas y renovar los buenos deseos para el año que comienza.

En resumen, el Año Nuevo Chino es una celebración llena de tradiciones y simbolismos que buscan traer renovación, buena fortuna y prosperidad para el año que comienza.