Consejo de Seguridad de ONU no toma medidas sobre disputa entre Venezuela y Guyana por el Esequibo

0
253

La región de Esequibo, que abarca 159,500 kilómetros cuadrados y representa dos tercios de Guyana, ha sido motivo de disputa entre Venezuela y Guyana durante décadas. Venezuela, que posee las mayores reservas probadas de petróleo del mundo, siempre ha considerado el Esequibo como parte de su territorio. Recientemente, el presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, expresó su preocupación al presidente venezolano Nicolás Maduro sobre la situación en la región.

El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas se reunió en una sesión de emergencia para discutir la disputa, pero no se tomaron medidas inmediatas. Sin embargo, los diplomáticos presentes enfatizaron la importancia de respetar el derecho internacional, incluyendo el principio de respeto a la soberanía y la integridad territorial de los países, así como las decisiones de la Corte Internacional de Justicia.

El ministro de Asuntos Exteriores de Guyana, Hugh Hilton Todd, acusó a Venezuela de violar la Carta de la ONU al intentar tomar su territorio. Todd mencionó el arbitraje llevado a cabo en 1899 entre la entonces Guayana Británica y Venezuela, así como el acuerdo de demarcación de fronteras de 1905. Según Guyana, Venezuela aceptó la frontera durante más de 60 años, pero impugnó el arbitraje en 1962.

La disputa por la región del Esequibo se ha recrudecido en los últimos años debido al descubrimiento de grandes reservas de petróleo frente a las costas de Guyana por parte de ExxonMobil. En 2015, el presidente Maduro convocó un referéndum en el que los venezolanos aprobaron su reclamo de soberanía sobre el Esequibo. Desde entonces, Maduro ha ordenado a las empresas estatales venezolanas que comiencen la exploración en la región en disputa.

El presidente de Guyana, Irfaan Ali, acusó a Venezuela de desafiar una sentencia de la Corte Internacional de Justicia que ordenaba a Venezuela no tomar ninguna acción hasta que se resuelva el conflicto. Ali también criticó a Venezuela por permitir la entrada del Comando Sur del ejército de Estados Unidos en la región.

En medio de esta tensión, el presidente Lula da Silva de Brasil recibió una llamada de Maduro y expresó su preocupación por la situación en la región del Esequibo. Lula hizo un llamamiento al diálogo entre las partes y sugirió que el presidente en funciones de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños se ocupe del asunto.

La situación en el Esequibo continúa siendo motivo de preocupación en la región, y se espera que se lleven a cabo más discusiones y negociaciones para resolver esta disputa territorial.