Conviasa realizó primer vuelo internacional con tripulación femenina

0
526

El Consorcio Venezolano de Industrias Aeronáuticas y Servicios Aéreos (Conviasa) realizó un hito histórico el pasado lunes al llevar a cabo su primer vuelo internacional con una tripulación compuesta exclusivamente por mujeres. El vuelo, operado por una aeronave Embraer 190, cubrió la ruta Caracas-Cancún.

Conviasa compartió la emocionante noticia a través de su cuenta de Twitter, donde expresaron su orgullo por este logro. El mensaje decía: «¡Histórico! Este lunes despegó nuestro primer vuelo internacional tripulado únicamente por mujeres. La aeronave Embraer ERJ-190, V0 3736, cumplió la ruta Caracas, Venezuela-Cancún, México. ¡CONVIASA es inclusión!».

Un video mostró a las siete integrantes de la tripulación en acción, realizando sus tareas laborales con profesionalismo y dedicación. Desde el interior de la aeronave, la capitana del Embraer 190 de Conviasa, Andrea Palacios, expresó su entusiasmo por liderar este vuelo histórico y por brindar un excelente servicio a los pasajeros.

Cabe destacar que este no es el primer vuelo exclusivamente femenino de Conviasa, ya que el viernes 16 de septiembre de 2022 realizaron el primer vuelo nacional 100% tripulado por mujeres. Este vuelo partió desde Porlamar, en el estado Nueva Esparta, hasta Maiquetía, estado Vargas.

El ministro de Transporte, Ramón Celestino Velásquez Araguayán, destacó la importancia de estos hitos en la historia de la aviación venezolana. Por primera vez, dos mujeres estaban al mando de la aeronave Embraer E190 de Conviasa, lo que representa un avance significativo en la reivindicación del papel de la mujer en la aviación civil. El ministro felicitó a estas dos mujeres por su ejemplo de superación y por ser pioneras en este campo.

El abogado especializado en temas aeronáuticos, Rodolfo Ruiz, reveló los nombres de las profesionales que integraron la tripulación: Andrea Palacios, Jasmín Acosta, Rosy Calderón, Wilmari López y Stefany González. Sin duda, este vuelo histórico es un gran paso hacia la igualdad de género en la industria aeronáutica y un ejemplo inspirador para las mujeres que sueñan con una carrera en este campo.