Cuáles son los trabajos con mayor riesgo de ser reemplazados por el uso de Inteligencia Artificial

0
500

A diferencia de otras “revoluciones tecnológicas” que desplazaron principalmente el trabajo y las habilidades manuales en sectores de producción de bienes -en particular, en sectores fabriles- el desarrollo cada vez mayor y las aplicaciones cada vez más numerosas de la inteligencia artificial tenderán a desplazar más a personas que trabajan en el sector de servicios.

Con información de Infobae

Y cuanto más probable es que esas tareas puedan hacerse de modo remoto, más chances habrá de que sean desplazadas por el uso de inteligencia artificial, dice un estudio del portal de empleo de EEUU Indeed en base al análisis de 55 millones de ofertas de trabajo publicadas en los doce meses transcurridos desde principios de agosto de 2022 hasta fines de julio pasado.

A diferencia de avances anteriores en robótica y computación, que impactaron y desplazaron largamente trabajo manual, ahora son los trabajadores del conocimiento los que más probablemente sean impactados

El estudio identificó 2.600 “habilidades” de 48 “familias” de trabajos demandadas por las empresas y analizó hasta qué punto y con qué grado de éxito las puede realizar la versión Chat GPT 4 del chatbot desarrollado por la empresa Open AI.

“Los hallazgos sobre las áreas más y menos expuestas ilustran claramente los diferentes desafíos que presenta la Inteligencia Artificial Generativa en relación a esfuerzos de automatización previos en la industria y el comercio; muchos de los trabajos más demandados en el apretado mercado de trabajo actual (se refiere al de EEUU) son los de menor potencial de reemplazo. A diferencia de avances anteriores en robótica y computación, que impactaron y desplazaron largamente trabajo manual, ahora son los trabajadores del conocimiento los que más probablemente sean impactados por la evolución de la Inteligencia Artificial Generativa. A medida que el mercado laboral se siga adaptando al aumento del trabajo remoto, más altas son las chances de que una tarea realizada de ese modo sea reemplazada por Inteligencia Artificial”, dice una de las conclusiones de la investigación.

“El modo en que la gente trabaja cambiará inevitablemente a medida que la IA gane adopción, aumentando o reemplazando ciertas tareas y forzando a repensar algunos perfiles laborales. Las tareas más automatizables –como desarrollar código, documentar tareas e identificar información relevante para diagnóstico- serán reemplazadas o apoyadas por la Inteligencia Artificial. La IA es buena, pero no grandiosa en ciertas tareas y en algunos casos es simplemente mala. Es probable que el conocimiento humano profundo, diverso y experto siga siendo altamente demandado. Personas capaces de adaptarse permanentemente y seguir aprendiendo, ya críticas hoy, serán aún más importantes en el futuro”, dice el trabajo.

Según la investigación, aquellos trabajos en que 80% o más de las tareas puedan ser hechas de “buena” o “excelente” forma por la Inteligencia Artificial son las más expuestas al reemplazo, trabajos en que esas proporciones están entre el 50 y 80% son considerados de “exposición moderada” al reemplazo, y aquellos en que la habilidad de la IA para hacer las tareas “bien” o “excelente” es menor al 50%, se consideran de baja exposición o potencial de reemplazo.

Habilidades La investigación se concentró en el requisito de “habilidades”, sin tener en cuenta si desempeñar ciertas tareas requiere algún tipo de licencia, habilitación, certificación o grado académico, algo que según algunos investigadores limita en buena medida el desplazamiento que generará efectivamente la Inteligencia Artificial. El semanario británico The Economist señaló que así como la IA tiene alta capacidad de reemplazo de tareas de enseñanza, es improbable que ese reemplazo se generalice, debido a las propias regulaciones gubernamentales y la eventual resistencia sindical.

De los 55 millones de requerimientos empresarios, Indeed detectó los 25 trabajos más demandados y los ordenó de menor a mayor grado de reemplazabilidad.

Las 5 ocupaciones o trabajos menos expuestas al reemplazo por inteligencia artificial son Manejo de camiones, Tareas de Cuidado, Cocina, Servicio en restaurantes y Enfermería profesional. El listado de profesiones o trabajos de menor potencial de reemplazo y por ende menos en riesgo incluye una variedad de trabajos vinculados al cuidado y a la atención de personas y otras como el gerenciamiento de bares y restaurantes, tareas de mantenimiento y manejo de stocks e inventarios.

Aunque ayudados por la tecnología, los choferes de camiones serían los menos expuestos a ser desplazados por la IA

A su vez, los trabajos más amenazados son los de repartidores, cajeros, auxiliares médicos, vendedores o representantes de ventas, jefes de turno, técnicos, servicios de atención al cliente y asistente administrativo.

Según el estudio, las tareas de reparto están en riesgo porque el chatbot es bueno o excelente en operaciones comerciales, comunicación, matemáticas y lenguaje. Su punto débil es el manejo de vehículos, algo que –según Corey Stahley, economista de Indeed- podría salvarse con la entrega mediante el uso de drones o vehículos autónomos.

Capaces, no hospitalarios En cuanto a los cajeros, el ChatGPT es muy bueno en “operaciones comerciales”, pero débil en “hospitalidad”. Antes incluso que el chatbot, esas tareas se empezaron a reemplazar con el uso de cajas de autopago en cadenas de supermercados.

En el caso de auxiliares médicos, las áreas con mayor riesgo de reemplazo son gestión administrativa, idiomas y comunicación. De hecho, el informe cita que muchos profesionales médicos (en EEUU) ya usan la IA para documentar diálogos con sus pacientes, simplificar papeles y ordenar historiales médicos.

Las funciones de venta también están altamente expuestas al reemplazo, aunque en este caso el estudio dice que la mayor amenaza a los vendedores no es el chat, sino las ventas online.

En el caso de las tareas de jefe de turno, el principal activo del ChatGPT sería el “funcionamiento del negocio”, el conocimiento financiero y el manejo de varios idiomas,