Daniel Noboa rechazó ofrecimiento de Nicolás Maduro de alejarse de Estados Unidos y aprender de Venezuela

0
342

El presidente de Ecuador, Daniel Noboa, rechazó el ofrecimiento de cooperación en seguridad que le hizo Nicolás Maduro, en lugar de la asistencia que le brinda Estados Unidos. En una entrevista con el medio digital La Posta, Noboa afirmó que no está interesado en buscar peleas adicionales y agradeció el ofrecimiento, pero lo rechazó. El presidente ecuatoriano hizo esta declaración antes de viajar a España para participar en la Feria Internacional de Turismo (Fitur) en Madrid.

Noboa respondió así al consejo de Maduro durante su última presentación ante la Asamblea Nacional de aprender de las experiencias de Venezuela en la lucha contra las bandas criminales. Maduro instó a Noboa a buscar cooperación con Venezuela en lugar de recurrir al Comando Sur de Estados Unidos, al que acusó de intervencionismo y colonialismo. Además, el presidente venezolano pidió a Noboa que no permita que Estados Unidos instale una base militar en Ecuador, como lo hizo en el pasado en Manta.

Actualmente, una delegación de altos funcionarios del gobierno de Estados Unidos se encuentra en Ecuador para coordinar la ayuda que el presidente Joe Biden ofrecerá al país en su lucha contra el crimen organizado. Noboa confirmó que el apoyo de Estados Unidos se centrará en equipamiento, entrenamiento, inteligencia, protección de puertos y fronteras, así como en identificar las fuentes de financiamiento de los grupos narcoterroristas.

El presidente ecuatoriano expresó su disposición a aceptar la llegada de tropas extranjeras para apoyar a los militares ecuatorianos en la lucha contra el crimen organizado, especialmente el narcotráfico. Noboa reveló que había hablado con el presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula Da Silva, quien, según él, tiene experiencia en la lucha contra los narcoterroristas.

A principios de enero, Noboa elevó la lucha contra el crimen organizado a la categoría de «conflicto armado interno» y declaró a las bandas criminales como grupos terroristas y actores beligerantes no estatales que deben ser neutralizados por las fuerzas del orden. Esta declaración fue acompañada de un estado de excepción y toque de queda nocturno debido a una serie de atentados y acciones violentas atribuidas al crimen organizado.

Sin embargo, la imagen que dio la vuelta al mundo fue la irrupción de un grupo de hombres armados en un canal de televisión, donde mantuvieron secuestrados a los trabajadores durante varias horas durante una emisión en vivo. Esta situación ha llevado al gobierno ecuatoriano a tomar medidas más drásticas para combatir la delincuencia.