Déficit de docentes en Venezuela: 24% del personal no está capacitado ni formado para dar clases

0
160

La falta de profesionales de la docencia en Venezuela es una problemática que ha sido revelada por un estudio realizado por la Asociación Civil Con la Escuela. Según este estudio, el 24% de los maestros encuestados no son graduados en la carrera docente y carecen de la capacitación necesaria para ejercer la profesión. Esta cifra coincide con las afirmaciones de algunas federaciones del país, que han destacado la pérdida de alrededor del 25% de los docentes debido a los bajos salarios. Esta situación evidencia la crisis que atraviesa la educación venezolana, motivada principalmente por la falta de inversión por parte del Estado.

El estudio también revela que el 74,3% de los docentes no graduados se concentran en la educación inicial y primaria. Además, se encontró que el estado de Apure tiene la mayor cantidad de maestros no profesionales, con un 31%, seguido por el estado Zulia, con un 21,7%. Esto plantea la pregunta de quiénes están impartiendo clases en las aulas. Según el coordinador de Con la Escuela, pueden ser personas improvisadas, bachilleres de Chamba Juvenil, padres de familia o incluso profesionales de otras áreas que están ejerciendo como docentes.

La falta de profesionales en las escuelas es alarmante, ya que los docentes no solo deben conocer los contenidos específicos para impartir en el aula, sino que también deben tener conocimientos pedagógicos para poder enseñar adecuadamente a los estudiantes. Además, los datos del estudio muestran que los docentes en Venezuela están envejeciendo y no hay suficiente generación de relevo para sustituirlos.

Los bajos salarios también han llevado a que muchos docentes busquen fuentes de trabajo alternativas. Según el estudio, más de la mitad de los docentes encuestados tienen fuentes de ingreso adicionales relacionadas con la docencia, el comercio o el trabajo doméstico. Además, la falta de transporte público confiable y la falta de servicios básicos como agua y electricidad también afectan la asistencia de los docentes a las escuelas.

La falta de profesionales en la docencia y las condiciones precarias en las escuelas tienen un impacto directo en la calidad de la educación en Venezuela. La falta de continuidad en las clases, la falta de comprensión lectora de los estudiantes y la disminución de la matrícula escolar son algunas de las consecuencias de esta crisis educativa.

En resumen, la falta de profesionales de la docencia en Venezuela es un problema grave que ha sido evidenciado por un estudio realizado por la Asociación Civil Con la Escuela. Esta situación se debe principalmente a los bajos salarios y a la falta de inversión por parte del Estado. La falta de profesionales en las escuelas y las condiciones precarias en las mismas tienen un impacto negativo en la calidad de la educación en el país. Es urgente tomar medidas para resolver esta crisis y garantizar una educación de calidad para todos los estudiantes venezolanos.