Delcy Rodríguez representa a Venezuela en la III Cumbre UE-CELAC en medio de tensiones y desafíos políticos

0
419

La vicepresidenta de la dictadura chavista, Delcy Rodríguez, ha llegado a Bruselas para participar en la III Cumbre UE-CELAC en representación del presidente Nicolás Maduro. A pesar de los vínculos tensos entre la Unión Europea y el régimen venezolano, Rodríguez asume el papel de Maduro en esta importante cita de líderes, que busca impulsar las relaciones entre ambas regiones después de una pausa de seis años.

Con información de Infobae

La participación de Rodríguez en la cumbre es considerada una muestra del creciente protagonismo internacional que ha adquirido la funcionaria del régimen. Sin embargo, la postura de la UE frente a Venezuela sigue siendo firme. Los países europeos consideran que hubo irregularidades en las elecciones que llevaron a Maduro a su segundo mandato y defienden una solución pacífica y democrática liderada por el propio país, que incluya elecciones presidenciales creíbles, transparentes e inclusivas en 2024.

A pesar de los desafíos políticos y las diferencias de opinión, la cumbre abordará una amplia gama de temas, incluyendo las relaciones comerciales, la reforma del sistema financiero internacional, el cambio climático y las transiciones energética y digital. El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, en su rol de presidente rotatorio del Consejo de la UE, tiene como objetivo fortalecer los lazos entre ambas regiones y avanzar en acuerdos comerciales. Se espera que se discuta el acuerdo entre la Unión Europea y Mercosur, así como las actualizaciones de los acuerdos con México y Chile.

No obstante, la cumbre también se verá influenciada por otros temas de actualidad, como la situación en Ucrania. Mientras algunos países esperan una mención de apoyo a Ucrania en la declaración final, hay reticencias por parte de algunos participantes latinoamericanos.

En definitiva, la participación de Delcy Rodríguez en la cumbre representa un desafío para la Unión Europea, que mantiene tensiones y diferencias con el régimen venezolano. A pesar de ello, los líderes buscarán encontrar puntos de encuentro y avanzar en temas clave para fortalecer las relaciones entre ambas regiones y abordar los desafíos globales