Denuncian la desaparición de 77 venezolanos en isla de San Andrés

0
236

Un grupo de 77 ciudadanos venezolanos, incluyendo 27 niños, han desaparecido en la isla de San Andrés mientras intentaban embarcar en una embarcación con destino a Nicaragua, según la Fundación Venezolana de Niños, Sustraídos, Retenidos y Desaparecidos (Funvenides).

Estas personas llegaron a Colombia en tres viajes diferentes a lo largo del año 2023, después de meses de negociaciones con individuos que les ofrecieron paquetes atractivos para salir de Venezuela y llegar a Estados Unidos.

El director de Funvenides, Martín Geymonat, explicó que fueron reclutados a través de diferentes medios de comunicación, como Instagram, TikTok y WhatsApp. A pesar de que las familias no se conocían entre sí, todas fueron llevadas por el mismo traficante de personas. La oferta incluía recogerlos en sus hogares en Venezuela, llevarlos a Cúcuta, volar a Bogotá y luego embarcar en San Andrés hacia Nicaragua, para finalmente llegar a Estados Unidos.

Cada familia fue reclutada de manera diferente. Algunos fueron informados por vecinos que les contaron historias exitosas y luego los incluyeron en un grupo de WhatsApp donde se encontraba el traficante y otras personas con las mismas intenciones de migrar. Otros fueron captados a través de las redes sociales sin saber que terminarían desapareciendo. También se registraron casos en los que se organizaron charlas en comunidades populares, dirigidas a promover el derecho de las mujeres a una vida libre de violencia, pero luego se les ofreció la oportunidad de migrar.

El costo para hacer realidad el sueño americano de esta manera era de 1.500 dólares por persona, pero lo que hacía la propuesta aún más atractiva era que no tenían que pagar por adelantado, sino en efectivo en el momento en que eran recogidos en sus hogares o en Cúcuta, e incluso en Bogotá antes de abordar el avión hacia San Andrés. Geymonat señaló que el dinero no era lo más importante para los traficantes, ya que permitieron a algunas personas viajar pagando solo una parte y luego transferir el dinero restante por Western Union.

La mayoría de las personas viajaban en grupos familiares, pero al llegar a Nicaragua fueron separados en diferentes embarcaciones. Los hombres y las personas de la tercera edad fueron llevados en una lancha aparte, mientras que las mujeres y los niños desaparecieron en otra embarcación.

Los familiares de estas 77 personas han proporcionado pruebas a Funvenides que indican que se trata de una red de desaparición. Estas pruebas incluyen registros de ubicación GPS en sus teléfonos móviles, audios de los traficantes obtenidos a través del WhatsApp de un familiar y fotografías de las embarcaciones y las personas involucradas.

Para llamar la atención sobre esta situación, los familiares se concentraron frente a la Asamblea Nacional y presentaron documentos y pruebas a las autoridades. Sin embargo, las autoridades colombianas les informaron que el delito de desaparición debe ser investigado por la Fiscalía venezolana y la Cancillería, ya que comenzó en Venezuela con el reclutamiento y es un delito transnacional.

Geymonat destacó el interés del FBI en resolver esta situación antes de que llegue a Estados Unidos, ya que saben que todas estas personas tenían la promesa de llegar a ese país. El director de Funvenides también hizo un llamado al fiscal general y a Nicolás Maduro para que investiguen y desmantelen estas redes.

Es importante mencionar que esta no es la primera vez que ocurre algo similar. En los últimos dos o tres años, decenas de embarcaciones han desaparecido en la frontera entre Colombia y Venezuela, dejando un total de 190 personas desaparecidas.

En conclusión, es urgente que se tomen medidas para investigar y desarticular estas redes de tráfico y trata de personas. La vida y el bienestar de las personas migrantes están en juego, y es responsabilidad de las autoridades garantizar su seguridad y protección.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí