Denuncian la incursión violenta de militares a comunidad indígena en Bolívar

0
342

La comunidad indígena pemón Ayu’töy–Las Bonitas ha denunciado la violenta incursión de militares en sus territorios en el sector La Paragua del estado Bolívar el pasado domingo 10 de diciembre. Según Romualdo Sifontes, capitán de Ayu’töy, cuatro helicópteros militares irrumpieron en la comunidad, causando estruendos y levantando polvo y arena sobre las casas. Esta acción ha sido catalogada como un atropello, amedrentamiento y hostigamiento por parte de los habitantes.

Los pemones rechazan al gobierno de Nicolás Maduro, ya que consideran que no representa ninguna alternativa de solución ni apoyo para atender sus necesidades. Por el contrario, creen que el gobierno instruye a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana para que los ataquen. Según la organización no gubernamental Provea, esta incursión forma parte de la Operación Roraima 2022, cuyo objetivo es desactivar campamentos ilegales de explotación minera controlados por grupos terroristas y narcotraficantes de Colombia.

En el operativo participaron funcionarios de la Zona Operativa de Defensa Integral Bolívar y de la Región Estratégica de Defensa Integral Guayana. Los habitantes de Ayu’töy han luchado durante mucho tiempo para proteger sus formas de vida y sus tierras de las invasiones mineras, pero no han recibido apoyo por parte de las instituciones públicas.

A pesar de sus esfuerzos, la actividad minera ha aumentado y ha causado daños irreversibles en sus territorios.

El líder indígena señaló que la comunidad entiende los efectos adversos de la minería en el medio ambiente, pero se ven obligados a enfrentar esta realidad debido a las penurias que padecen. Aunque no defienden la actividad minera, la ven como una alternativa para solventar sus necesidades y carencias de manera organizada, lo que se traduce en obras sociales.

En resumen, la comunidad indígena pemón Ayu’töy–Las Bonitas ha denunciado la violación de sus territorios por parte de militares, quienes llegaron en helicópteros y causaron disturbios en la comunidad.

Los habitantes rechazan al gobierno de Nicolás Maduro y consideran que la incursión forma parte de la Operación Roraima 2022. A pesar de los daños causados por la minería en sus territorios, la comunidad ve esta actividad como una alternativa para satisfacer sus necesidades y carencias.